Derrumbe en el centro

Derrumbe en el centro: “Esto se cayó por un vicio en la construcción”

Lo analizó el arquitecto Daniel Piriz, uno de los responsables de desmantelar la medianera del edificio ubicado en Diagonal Pueyrredon al 3100. Cuestinó que el muro que sufrió la caída sólo estuviera sostenido por alambres. “Eso no sostiene absolutamente nada”, afirmó el profesional.

Por Redacción

miércoles 13 de febrero, 2019

El arquitecto Daniel Piriz, responsable del desmantelamiento de la medianera del edificio ubicado en Diagonal Pueyrredon al 3100, aseguró que el derrumbe que se produjo a fines de la semana en la estructura fue producto de un “vicio” en la construcción.

En diálogo con Radio Mitre Mar del Plata, el profesional dijo que el causal del hecho está ligado a una “suma de cosas” pero remarcó que el principal desencadenante surge por errores que hubo al momento de la realización de la edificación, que arrastra una antigüedad de alrededor de cinco décadas.

“Hay un vicio de construcción porque mientras estábamos haciendo la demolición nos dimos cuenta que la vinculación que tenía el muro, de 15 centímetros de ladrillo macizo, estaba hecho con alambres de 4,2 dulce que estaban totalmente deteriorados por la humedad”, reveló.

El arquitecto, en ese sentido, insistió en que los alambres que estaban colocados sobre el muro “no sostenían absolutamente nada”, lo que provocó el colapso de la parte superior de la estructura. “Ese fue el principal motivo para nosotros”, ratificó.

Sobre las labores que se llevan adelante en la zona por estos días, Piriz destacó distintos avances al programa Antes que sea Tarde: “Felizmente pudimos retirar el muro como nosotros lo habíamos pensado, que era de a poco. Pero lo que no se pudo evitar es que la cantidad de peso, la carga de todo ese material que cayó sobre la losa, colapsara la losa. Había una viga que se había partido literalmente con la primer caída. Y el peso, más la altura, se multiplica cinco veces. Ya estaba previsto que pudiera pasar y eso pasó”.

“Ya sabíamos que la losa estaba destruida y ya la usábamos como bandeja para receptar todo el material que cayó. Ahora, hay que reparar”, indicó el profesional, quien agregó: “Este martes, estamos abocados a retirar el material que cayó y terminar, porque nos quedaron unos 3 metros de la pared que está sin riesgo de caída inminente. Hasta el momento salió todo muy bien y como lo habíamos pensado”.

Además, el arquitecto dijo que existe el mismo riesgo sobre la pared que está sobre la calle Catamarca y adelantó que ya se analiza una futura demolición en el corto plazo. “En teoría, como tiene la misma edad y otras circunstancias similares, pensamos que debe estar en el mismo estado y ya detectamos algunas grietas. Pero como no colapsó, todavía nos da tiempo para hacer la demolición”, comentó.

 


 

Comentarios