Rigel: "No se puede seguir obviando todo lo que pasa en el Puerto"

Lo expresó Guillermina Godoy, la madre de uno de los tripulantes del pesquero que se naufragó en junio del año pasado. Este lunes, las familias de las víctimas levantaron la carpa montada frente a la Catedral, después de 100 días de acampe. "Si tenemos que volver, lo haremos", sostuvo.

Por Redacción

lunes 18 de febrero, 2019

Después de 100 días de acampe, las familias de los tripulantes del Rigel, el buque marplatense que naufragó en junio del año pasado, decidieron levantar la carpa que habían montado frente a la Catedral al juntar más de 70 mil firmas con la que buscarán revitalizar el avance de la causa y de proyectos que están presentados en el Congreso.

Guillermina Godoy, la mamá de Nahuel, consideró que el objetivo del reclamo se cumplió porque "ahora todos saben de este tema". "Las autoridades ni nadie puede obviar todo lo que está pasando en el Puerto", sostuvo, en declaraciones a El Marplatense.

"Si bien del Estado nacional no hubo ninguna respuesta clara, vamos a seguir peleando y si hay que hacer otro acampe, lo vamos a volver a hacer. Esto es un corte momentáneo para repensar y ver cómo seguiremos", aclaró al respecto.

La semana pasada se logró el ingreso de un proyecto de ley en el Congreso con la expectativa puesta en que los legisladores aprueben la garantía de recursos que se continúe con la labor de búsqueda y rescate de los cuerpos. "Las firman van a acompañar el proyecto de ley que está en el Congreso y la causa", afirmó.

En este marco, Godoy insistió en que el reclamo que llevan adelante no es sólo por las víctimas del Rigel sino "por todos los trabajadores para que no haya más desaparecidos en el mar". "Queremos que los empresarios dejen de andar impunes mientras nosotros lloramos a nuestros chicos", expresó.

"Lamentablemente nosotros seguimos viendo mucha desidia en el Puerto. Hace unos días reventó un motor de un barco. Las autoridades deben ver esto también", apuntó, y agregó: "No hubo ningún tipo de ayuda desde ningún nivel del Estado. No quiero naturalizar que el Estado esté siempre ausente pero la constante es que no está nunca".

El buque Rigel zarpó el 5 de junio pasado del Puerto local rumbo al sur para abocarse a la pesca de langostinos y el último contacto que tuvo con las autoridades fue alrededor de las 23 del viernes 8 de junio. Iba a la búsqueda del langostino que por esa época abunda en las costas de Chubut y cuyo valor de venta es mayor al de cualquier otro marisco.

El sábado 9 de junio fue hallado un cuerpo en la zona donde se buscaba al pesquero y finalmente se confirmó que era el de Salvador Taliercio, capitán de la embarcación. Pero el pesquero tenía otros 8 tripulantes a bordo: el segundo patrón Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas Néstor Rodríguez, el auxiliar de máquinas Cristian Osorio y los marineros Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez, Pedro Mierez y Rodrigo Blanco.

 


 

Comentarios