Día clave para definir el proyecto de renovación de la flota pesquera

Este martes, el Subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Bosch, se reune en el INIDEP con cámaras de armadores, referentes de la industria naval y otros representantes del sector para tratar de acordar consensos y dar los últimos lineamientos a la iniciativa, solicitada en reiteradas oportunidades por familias de víctimas de hundimientos.

Por Redacción

martes 19 de febrero, 2019

Se transita una jornada clave para aportar las últimas definiciones al proyecto que busca elaborar el Gobierno para dar una respuesta al reclamo por la renovación de flota pesquera, que resurgió en los últimos meses con fuerza por parte de familiares de las víctimas de distintos hundimientos.

El Subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Bosch, se reune este martes en el INIDEP con representantes de las cámaras armatoriales, de la industria naval y otros referentes del sector, con la expectativa puesta en lograr acordar los últimos consensos para materializar la gestación de la iniciativa.

De lograrse los avances esperados, el cónclave que tiene lugar en Mar del Plata pondría punto final a una serie de reuniones que se intensificaron después del pedido que lanzó al sector el Presidente Mauricio Macri en la mesa de la Pesca que se desarrolló en Puerto Madryn para abordar la problemática.

Tras el petitorio del mandatario, se gestionó un encuentro con el ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, y luego hubo otra reunión más privada en la misma Subsecretaría de Pesca que conduce Bosch. “Ha habido consensos y avances pero todavía hay temas de aranceles en los que no nos ponemos de acuerdo”, planteó sobre el estado de situación de la negociación Diego Luchetti, titular de la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura.

En declaraciones a El Marplatense, el referente del sector hizo hincapié que la intención no sólo incluye la renovación sino la “modernización” de la flota pesquera: “En ese concepto estamos de acuerdo porque eso implica barcos nuevos y usados, que son más modernos y adaptados a las normativas internacionales”.

Sin embargo, entre otros de los distanciamientos, Luchetti remarcó que no está de acuerdo con que se impulse esta iniciativa de forma “compulsiva y obligatoria”. “Tiene que ser más paulatino porque no están dadas las condiciones para hacer semejante renovación en el corto plazo”, sostuvo, y graficó: “Si el Estado nos obliga a renovar toda la flota, que son como 400 barcos, eso tiene que ir acompañado de un fuerte apoyo crediticio a tasas internacionales y hoy lamentablemente eso no existe por las condiciones en las que está el país”.

En este punto, también se plantea una discrepancia con lo que se había esbozado en el proyecto que presentó el senador nacional Pino Solanas, respaldado por la multisectorial de víctimas de naufragios “Ningún Hundimiento Más”, en el cual se exige que “los barcos que superen los 40 años de vida sean renovados en los próximos tres años y que los que superen los 35 años de vida se renueven en los próximos cinco años“.

“No estamos de acuerdo en poner un plazo de caducidad a la flota en el corto plazo. Si se avanza con algo así, tiene que haber una apertura total a construir barcos en el país pero también dar la posibilidad para importarlos”, aseveró, e insistió: “Por los tiempos y plazos, es imposible renovar semejante cantidad de flota y tan diversa”.

Luchetti confió en que el encuentro que habrá con Bosch en Mar del Plata podría arrojar “definiciones” para que el Gobierno decida si finalmente resuelve un Decreto de Necesidad y Urgencia que incluya los planteamientos del sector o si esboza un proyecto de ley para lograr su sanción en el Congreso.

Comentarios