Juicio por Lucía Bernaola: “No negociaré nunca la muerte de mi hija”

A pocas semanas del inicio del debate oral que tiene como imputado a Federico Sasso, la mamá de la menor fallecida reveló a Radio Mitre Mar del Plata que le llegaron ofrecimientos económicos para que desista en su lucha por Justicia. “Lo que le pido a los jueces es que sean humanos con su fallo”, enfatizó.

Por Redacción

miércoles 27 de febrero, 2019

Verónica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola, la menor que murió atropellada por Federico Sasso en la costa, reveló que le llegaron a hacer ofrecimientos económicos para que desista en su búsqueda por Justicia pero aseguró que “nunca negociará” la muerte de su hija, a pocas semanas de que comience el juicio que tiene como único imputado al joven.

En declaraciones a Radio Mitre Mar del Plata, la madre de la menor fallecida no mostró grandes expectativas por el desarrollo del debate oral al sostener que el sorteo seleccionó a un “tribunal muy garantista”. “Sus condenas no han sido las mejores, y esto se vio con el caso de Lucía Pérez”, recordó, en referencia a los magistrados Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas.

Pese a ello, Borelli reconoció que “no saber con lo que se encontrara” en el juicio pero insistió en tener en cuenta que “acá solo hubo una víctima”. “A mí Sasso me dio cadena perpetua para toda la vida con lo que hizo. Y lo único que pido es que los jueces que van a resolver este fallo deberían de ser humanos“, aseveró, y agregó:  “Tendrían que dejar un poco el artículo tanto y tanto, la ley tanto y tanto, y de una vez por todas, de una vez en la vida, entender que hay evitar que otro tonto o tarado maneje alcoholizado”.

En diálogo con el programa Antes que sea Tarde, la mamá de Lucía confió que en las últimas semanas no “para de sonar” su teléfono y llegó a revelar que hasta tuvo ofrecimientos económicos para que desista con su lucha. “Hace un año se cagaron en la muerte de Lucía, tanto fiscalía, tribunales, abogados… Yo no voy a negociar con nadie la muerte de mi hija, así me den millones y millones de pesos“, garantizó.

“Yo tuve ofrecimientos y no quiero que me pidan reuniones ni nada. Voy a hacer todo público porque me sacaron lo más sagrado. Todos tienen que entender que mi hija es inocente y una víctima. Eso es lo que hay que entender para tener un juicio en paz y con una buena condena”, insistió, y aseguró: “Como mamá de Lucía, yo digo que veo muchas cosas oscuras. Me encantaría poder decir todo”.

El 3 de mayo pasado, la Justicia marplatense acordó la fecha de la primera jornada del juicio que centrará todas las miradas en Federico Sasso, quien en la madrugada del 4 de junio de 2017 conducía en Alberti y la Costa el vehículo que terminó con la vida de Lucía y que también provocó heridas a otras ocho personas.

Las autoridades pactaron el 11 de marzo como el puntapié inicial del debate tras corroborar la disponibilidad de las distintas partes involucradas en el juicio. En principio, se prevé que haya audiencias durante siete jornadas, en las que el Tribunal que intervendrá deberá analizar la prueba correspondiente que se presente para dictaminar la sentencia.

Sasso llega a esta instancia imputado por el delito de “homicidio culposo agravado y lesiones”. En el transcurso de la investigación, se impulsó otra pesquisa paralela, a partir de las denuncias de la madre de la menor, Verónica Borelli, por preguntas irregularidades en la comisaría de Balcarce, donde se alojaba el acusado. En noviembre, la mamá aseguró que Sasso hacía salidas “esporádicas”, bajo la autorización de las autoridades policiales que estaban a cargo de esa dependencia.


 

Comentarios