Piden un “censo” sobre el estado de las edificaciones en la ciudad

Lo planteó Daniel Monzón, titular del Colegio de Arquitectos de Mar del Plata, en el marco de una jornada que se desarrolló en el Concejo Deliberante para evaluar la ordenanza que regula la construcción, el mantenimiento y y la conservación de inmuebles.

Por Redacción

jueves 4 de abril, 2019

Desde el Colegio de Arquitectos de Mar del Plata plantearon la necesidad de llevar adelante un “censo” para tener certezas sobre el estado en el que se encuentran las distintas edificaciones que hay en la ciudad.

Fue Daniel Monzón, el titular de la entidad, quien insistió en la necesidad de tener datos de estas características para “saber de lo que se está hablando” y trazar distintas soluciones sobre un diagnóstico más sólido, después de la preocupación que se profundizó por el trágico derrumbe de unos balcones en Punta Mogotes que terminaron con la vida de una madre y su hija, de 3 años.

El planteo que hizo el referente del sector a El Marplatense fue en el marco de la jornada que se organizó este jueves en el Concejo Deliberante para evaluar la ordenanza 12.562 que regula la construcción, el mantenimiento y y la conservación de inmuebles.

“Necesitamos una ordenanza asimilable o incorporada en ella y que contemple edificios de otras categorías”, dijo, al recordar que la normativa vigente sólo establece la obligatoriedad de presentación de informes y controles a partir de edificios que superan los 9 metros de altura.

Monzón, en este sentido, reconoció que la ordenanza presentaría una “complejidad” bastante mayor ya que así se incorporarían edificios de “dos o tres pisos que seguramente no tienen consorcios tipificados” aunque al mismo tiempo remarcó que son “desafíos que hay que afrontar sí o sí”.

“Hay que generar una norma que genere seguridad a todos los marplatenses. Los edificios obviamente tienen una vida útil y necesitan un mantenimiento periódico necesario”, aseveró el responsable de la entidad colegiada.

Sin embargo, Monzón insistió en que sería “importante tener un censo generalizado de los edificios que hay en la ciudad”. “Nosotros no lo tenemos y debería estar en el Municipio para saber de lo que estamos hablando”, consideró.

“El tema de tener una estadística de los edificios que hay en la ciudad para incorporar el trabajo del informe y el mantenimiento es como la parte inicial de este tema porque sino no tenemos datos y no se puede hacer un diagnóstico”, justificó, y concluyó: “Si no sabemos cuántos edificios hay n determinadas condiciones, vamos detrás del accidente y lamentablemente estamos hablando de vidas humanas en cada caso”.

En enero, el Intendente Carlos Arroyo resolvió un decreto decreto ad referéndum del Concejo Deliberante que obliga a los propietarios de inmuebles “bajos” a la presentación de informes técnicos periódicos relacionados a “los salientes que vuelan sobre la acera como así también reparar y mantener en buen estado de conservación los mismos”.

La disposición contempla a aquellas estructuras que posean una altura igual o inferior a planta baja y dos pisos, cuya antigüedad sea de más de 5 años, contados a partir de la firma del certificado final de obra o bien de su incorporación de oficio del catastro municipal.

“Visto la necesidad de extremar las medidas precautorias y de control destinadas a evitar riesgo a la seguridad de las personas y los bienes, que pudiere ocasionar el desprendimiento parcial o total y la consecuente caída de elementos constructivos de cualquier tipo integrantes de salientes que avancen sobre el espacio público de acera, en edificios públicos y privados, que posean una altura igual o inferior a planta baja y dos (2) pisos, cuya antigüedad sea de más de cinco (5) años”, precisaba el escrito firmado por el jefe comunal.

Para Arroyo, “resulta necesario, oportuno y conveniente extremar los recaudos a los efectos consignados en el visto, sobre aquellos inmuebles que pese a no estar incluidos en los alcances de dicho marco normativo, ameritan su consideración precautoria y de control”.

Comentarios