Facundo Capparelli

“El Tribunal no cedió a la presión para que se aplique el dolo”

Así lo aseguró Facundo Capparelli, el abogado defensor de Federico Sasso, luego de darse a conocer el fallo que lo condenó a 6 años de prisión por el homicidio culposo de Lucía Bernaola. “La magnitud de la pena no es lo que uno esperaba porque no aplicaban todos los agravantes”, agregó.

Por Redacción

viernes 5 de abril, 2019

Luego de conocerse este viernes la condena a 6 años de prisión para Federico Sasso por el homicidio culposo agravado de Lucía Bernaola, el abogado defensor del joven de 20 años, Facundo Capparelli, se mostró conforme con la calificación del hecho aunque sorprendido por la máxima pena que le aplicaron.

“Tengo que hacer un análisis de los fundamentos del fallo, pero puedo adelantar que estoy conforme con la calificación del hecho, no correspondía el homicidio con dolo eventual. Tengo que analizar la magnitud de la pena, que fue la máxima de un homicidio culposo. No es lo que uno esperaba porque no aplicaban todos los agravantes“, dijo el letrado en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata.

El Tribunal Criminal Oral N°1 de Mar del Plata-integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Juan Manuel Sueyro- dejaron de lado la figura del dolo eventual, que prevé una pena mucho más dura que el homicidio culposo. Además, los magistrados solo aplicaron uno de los tres agravantes solicitados por la fiscalía y las querellas. 

“El Tribunal hizo lugar a las dos objeciones que planteamos. Declaró inoponible el test de alcoholemia y no dio por probada la transgresión del máximo de velocidad permitida. Solo aplicó la culpa temeraria. El Tribunal respetó el principio de legalidad y no cedió a la presión que existía para que se aplique un tipo penal mucho más grave, en el que hay intención de matar”, manifestó Capparelli.

Según el fallo, Sasso continuará gozando del beneficio de arresto domiciliario hasta tanto la sentencia quede firme. “Ese es un criterio unánime de la Cámara de Casación de la Provincia de Buenos Aires y del Departamento Judicial de Mar del Plata”, destacó.

La prisión domiciliaria bajo la que está Sasso desde hace 2 años va a ser computada como parte de su condena, por lo que en dos años -cuando se cumplan 2/3 de los 6 años a los que fue sentenciado- su defensa podrá pedir que se le otorgue el régimen de libertad condicional. “Tiene una pulsera electrónica en el tobillo que monitorea sus movimientos y tiene un límite municipal calibrado”, explicó el abogado.

“No pude hablar con él después de la lectura del fallo. Pero él sabía que lo iban a condenar, porque nunca planteamos la absolución. Está muy mal, sigue bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico”, aseguró.

Comentarios