El reemplazo del cura Serre, envuelto en otra polémica por abuso

El párroco que fue recientemente apartado por la Iglesia por un caso de violación contra un menor fue sustituido por el sacerdote marplatense Alejandro Félix Martínez, quien tiene 13 denuncias en su contra por estar acusado de abusar a chicos de entre 3 y 5 años.

Por Redacción

lunes 8 de abril, 2019

La salida del cura José Luis Serre de Necochea, quien recientemente fue apartado de la Iglesia por un caso de abuso sexual infantil, no pasó desapercibida en la vecina localidad sino que, por el contrario, fue motivo de un importante revuelo por el nombre de su reemplazo: el marplatense Félix Alejandro Martínez, quien finalmente fue absuelto por la Justicia tras ser involucrado en 13 denuncias por presuntas violaciones a menores de entre 3 y 5 años.

Semanas atrás, en la misa en la que debía celebrarse la asunción del nuevo cura en la parroquia “Nuestra Señora de Lourdes” se gestó una manifestación en las puertas del templo religioso para repudiar la llegada del hombre de 58 años oriundo de la ciudad. “NO QUEREMOS PEDÓFILOS EN NECOCHEA ni en QUEQUÉN. Es de suma importancia que estemos todxs repudiando tanto este encubrimiento de la institución católica, como así también la complicidad del poder judicial”, habían expresado los manifestantes en redes sociales para lanzar la convocatoria a la protesta.

Foto de la manifestación. Cortesía: Diario Cuatro Vientos.

Martínez había sido nombrado al frente de la parroquia necochense por el Obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, a mediados de diciembre, a través de la Circular de Cancillería de la Iglesia 029/2017, para reemplazar a José Luis Serre.

Este lunes, en conferencia de prensa, el mismo Obispo fue el encargado de revelar la exclusión “definitiva” de Serre de la Iglesia a partir de una denuncia de abuso en esa parroquia. “Es una situación que nos da vergüenza”, reconoció.

Sin embargo, Martínez, el hombre elegido para continuar con su labor en Necochea, también arrastraba otros antecedentes: se lo denunció en trece hechos de violación junto al profesor de educación física Fernando Melo Pacheco. Todo los casos encuentran como lugar común las instalaciones de la escuela “Nuestra señora del Camino” que está en Mar del Plata.

Los familiares de menores de entre 3 y 5 años relataron que los abusos empezaron en 1996 y siguieron hasta 2002. La causa comenzó cuando los chicos contaron lo que les hacía el clérigo aunque la Justicia nunca lo citó a declarar, pese a haber estado a cargo del establecimiento.

LA POSTURA DEL OBISPADO

Desde el Obispado de Mar del Plata, sin embargo, fueron contundentes y respaldaron a Martínez en su traslado a Necochea, después de que se desatara la polémica. En un comunicado, afirmaron que el sacedorte “no posee ningún antecedente ni constan denuncias fundadas de abuso u otras faltas morales”.

“El Padre fue involucrado injustamente junto a otros miembros del Colegio Nuestra Señora del Camino de Mar del Plata en denuncias inverosímiles de algunos padres de la institución”, consideraron, y aclararon: “El Padre Martínez no fue procesado, ni siquiera fue indagado, por ausencia total de pruebas que lo posibilitaran”.

En este sentido, la Iglesia instó a “consultar” la sentencia de marzo de 2006 que resolvió el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Mar del Plata en el debate donde se juzgó al profesor Pacheco, en la cual los jueces absolvieron al cura y “decidieron, por unanimidad, que era materialmente imposible que los hechos denunciados hubieran ocurrido”. Este dictamen, a su vez, fue confirmado posteriormente por el Tribunal de Casación de la Provincia de Buenos Aires y por la Suprema Corte de Justicia, en 2014.

“El Padre Alejandro se ha desempeñado durante 31 años con entrega generosa y dedicada en diversas parroquias de la diócesis contando con el afecto sincero cada comunidad encomendada a su cuidado pastoral”, concluyeron desde el Obispado de Mestre.

Comentarios