Mar del Plata sigue sin un lugar para alojar a las menores detenidas

Lo confirmó el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Walter Martínez Soto, quien aseguró que la problemática se reitera desde hace 10 años sin obtener mayores respuestas del Ejecutivo. “Es imposible trabajar así porque a una chica se la aleja a más de 500 kilómetros de su ciudad”, graficó.

Por Redacción

viernes 19 de abril, 2019

La problemática no es nueva pero tampoco deja de sorprender: el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Walter Martínez Soto, aseguró que en Mar del Plata y la zona todavía no se dispone de un lugar para alojar a las menores que son detenidas por diversos conflictos con la ley penal.

En diálogo con El Marplatense, el funcionario judicial remarcó que las jóvenes “ni siquiera cuentan con un espacio para estar en las primeras horas donde transcurre su detención”. “El Estado provincial no previó ningún tipo de medida al respecto”, cuestionó.

De manera provisoria, la Justicia acude a distintas alternativas: a veces el alojo se produce “momentáneamente” en un patrullero, otras veces se utiliza el mismo edificio de la fiscalía de menores y también se llega a recurrir al “acompañamiento del servicio local de protección de derechos junto con familiares para ingresar a una comisaría”, según comentó Martínez Soto.

Sin embargo, una vez confirmadas las detenciones, los traslados se deben hacer a otras localidades más lejanas. Otras fuentes judiciales que consultó este medio confirmaron que recientemente se produjo esta misma situación con la menor que está acusada de haber asesinado a un hombre de una puñalada en el barrio Cerrito y San Salvador y que debió ser trasladada a Merlo, que está a más de 450 kilómetros de la ciudad.

“Es imposible poder trabajar con una chica que está imputada en un delito y que la ley pretende que se resociabilice porque la está alejando a más de 500 kilómetros de su ciudad, donde no conoce a nadie y donde los familiares no tienen posibilidad de acercarse”, señaló.

El agente fiscal aclaró que la problemática no es nueva sino que “sucede desde hace 10 años pero se ha ido agravando”. “No importa el color de Gobierno: la situación del fuero es cada año para peor por la asignación de recursos que se destinan a las agencias de protección de derechos”, sintetizó.

“Si bien el índice de criminalidad de mujeres es muy inferior, pasan situaciones graves que deben ser detenidas y alojadas para hacer un tratamiento y no hay donde hacerlo”, insistió, y agregó: “El mismo personal policial se niega sistemáticamente ha recibir algún tipo de directiva para que momentáneamente puedan estar alojadas”.

Comentarios