Denuncian a jueza de Familia por facilitar un abuso sexual infantil

La "familia del corazón" de la niña de 5 años que fue víctima de hechos aberrantes denunció ante la justicia penal a la magistrada que le otorgó un régimen de visitas al "falso padre". "Pese al enorme riesgo que corría, permitió que continúe el contacto con este sujeto", aseguró.

Por Redacción

viernes 26 de abril, 2019

La titular del Juzgado de Familia N° 2 de Mar del Plata fue denunciada este viernes como "partícipe primaria de abuso sexual calificado" de una niña de 5 años, que fue ultrajada por un "falso padre" al que la magistrada autorizó un régimen de visitas, pese a las advertencias de la "familia del corazón" con la que convivió la menor durante el último año.

La grave denuncia fue presentada ante el fiscal Juan Pablo Lódola por la "madre del corazón" de la niña, quien, con el patrocinio letrado de Julio Razona, ya había realizado otras presentaciones acusando al mismo hombre por hechos de violencia contra la menor.

"Pese al cúmulo probatorio que permitía inferir con certeza que "A" corría un enorme riesgo de ser atacada, abusada, vendida en el mercado infantil o hecho similar, la jueza de Familia permitió que continúe con este sujeto, permitiéndole gozar de un régimen de visitas inaudito a quien, a la postre, abusó sexualmente de ella", aseguró la denunciante.

Además, pidió que la magistrada sea investigada por los delitos de "abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público". Según la presentación, había quedado demostrado en el expediente, que tramitaba en el fuero de Familia por la guarda de la menor, que el hombre "no es su padre", que "no existía vínculo afectivo alguno con la niña", que tenía antecedentes de violencia y que había mentido respecto a su domicilio y su fuente de trabajo.

"El desempeño delictivo de la magistrada ha sido ineficiente y violatorio de los más elementales derechos de la niña victimizada. Facilitó, pese a la expresa oposición y advertencia de mi parte y de la Asesoría de Menores e Incapaces, que el sujeto pudiese disponer de una orden judicial para poder abusar, lesionar, amenazar y maltratar a la pequeña indefensa, con el conocimiento de su madre, afectada por su adicción a las drogas", afirmó Razona en su escrito.

Por otro lado, en la denuncia presentada, la jueza fue acusada de pretender "ocultar ese hecho incalificable, al incomunicarla y "detenerla" en una institución de menores, en medio de una investigación absolutamente informal, sin cumplirse con ningún requisito de un hecho contra una niña de 5 años y ordenándose todo por vía telefónica".

Luego de que la menor le manifestó a su maestra del jardín de infantes que era víctima de abuso sexual, fue retirada del colegio "por orden verbal de la jueza y derivada incomunicada a una institución de menores". Desde esa fecha, la niña y su "familia del corazón" no tuvieron más contacto personal.

Según explicó la propia jueza en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata, la guarda de "A" fue otorgada a su tía biológica, pero ésta la dejó al cuidado de la "familia del corazón", quienes le brindaron contención y solicitaron ante la Justicia su guarda legal, para tramitar posteriormente su adopción.

En un primer momento, un menor de edad, hermano de la niña, fue acusado por el abuso sexual, por lo que la causa recayó en un Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil. Sin embargo, según la "familia del corazón", de la pericia de Cámara Gesell a la que fue sometida "A", "surge claramente  y sin duda alguna que fue víctima del "falso padre" y que esos contactos físicos, abusos, violencia y agresiones eran conocidos por su madre biológica".

El Código Penal prevé una pena máxima de 20 años de prisión para la participación primaria por abuso sexual agravado, la misma que le cabría al "falso padre", quien aún no fue imputado del delito por la Justicia Penal.

Comentarios