Con una olla popular, choripaneros continúan con su pedido para volver a la actividad

En una nueva jornada de reclamo, trabajadores marplatenses de los puestos de choripanes se manifestaron nuevamente este martes en las puertas de Inspección General.

Por Redacción

martes 14 de julio, 2020

Luego de 116 días sin poder desarrollar su actividad, los choripaneros de Mar del Plata volvieron a manifestarse este martes frente a la Dirección de Inspección General, donde cortaron la calle e instalaron una olla popular, para reclamar que los autoricen a trabajar.

Un mes atrás, comenzó un ida y vuelta entre los choripaneros y el Municipio cargado de múltiples jornadas de protesta, cortes frente al Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) y la Municipalidad,  y hasta casi hubo un acampe, que finalmente se disolvió ante la esperanza de un acuerdo.

En junio, y frente la falta de ayuda social para el sector que vive el día a día, presentaron un protocolo a funcionarios de Mar del Plata para que sea elevado a Provincia y así poder volver a trabajar, pero no avanzó. El mismo, señalaba que entregarían la comida con nylon, que no se podía apilar gente y que funcionarían con delivery o take away.

"Sabemos que lo que estamos haciendo no está bien, pero es la única manera que tenemos porque no nos quieren atender", explicó Darío Almada, referente, en diálogo con El Marplatense. En este sentido, señaló que no han podido mantener conversaciones con el Intendente, ni con Santiago Bonifatti, secretario de Gobierno de la Municipalidad.

Esta vez, la protesta tiene lugar en las puertas de Inspección General. "No nos atienden, pero sí mandan a levantar a los compañeros y a hacer multas de $10 mil", afirmó. Según Almada, el secretario de Seguridad Darío Oroquieta les había dicho que "no los iban a molestar", pero no fue así.

Puntualmente, denuncian que, pese a las promesas mencionadas, sólo los dejan trabajar "unos días, hasta que mandan a la policía y encima cobran multas o quieren secuestrar los carros".

Asimismo, anticipó que no descartan un acampe, pero no frente a Inspección General, sino en el COM. "Hasta que no nos den una solución no nos vamos a ir, nos la tiene que dar el Intendente", remarcó y sentenció que, por el momento, "la respuesta que tenemos es un carro de infantería".

Comentarios