Fondo de Reactivación Turística: ¿Por qué Mar del Plata quedó detrás de Berazategui y Lomas de Zamora?

Federico Scremin, titular del Emtur, se refirió a la distribución de este fondo. Consideró que "lo que más necesitamos es la reactivación del sector con los protocolos adecuados". Además, le respondió a funcionarios provinciales. "Hablar de cerrar hoy, para abrir en enero, es desconocer el movimiento de esta ciudad", señaló.

Por Redacción

jueves 1 de octubre, 2020

Tal como adelantó El Marplatense, el reparto del Fondo para la Reactivación Cultural y Turística impulsado por el gobernador Axel Kicillof, el cual reparte 300 millones de pesos entre los municipios, dejó a Mar del Plata ocupando el sexto lugar detrás de Berazategui y Lomas de Zamora entre otros, posición que generó una gran malestar en operadores turísticos locales teniendo en cuenta que con el peso turístico del municipio de General Pueyrredon, solo le correspondieran $ 7.459.629. Villa Gesell con una asignación de $ 19.629.191, ocupa el primer lugar de la lista.

"El fondo en primer lugar es de turismo, pero también de cultura. Desconozco los establecimientos registrados en Berazategui o Lomas de Zamora, pero supongo que en su mayoría serán más del tipo cultural, teniendo en cuenta que no tienen la cantidad de hoteles que tenemos en Mar del Plata", manifestó el presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur), Federico Scremin, en diálogo con el programa "Hora 13" por CNN Radio Mar del Plata FM 88.3

Mientras tanto, operadores turísticos marplatenses y espacios culturales le apuntaron a la Delegación local de la Coordinación Turística de la subsecretaría de Turismo bonaerense, a cargo de la camporista Mariana Cuesta, en la polémica distribución del Fondo de Reactivación Turística y Cultural. “No nos avisaron, faltó gestión”, explicaron a este medio.

En las redes sociales, el diputado nacional Alberto Asseff repudió la “discriminación” de la Provincia contra la ciudad de Mar del Plata en el reparto del Fondo de Reactivación Turística y Cultural. “Rechazamos la discriminación”, afirmó el legislador, quien remarcó: “Es inadmisible la discriminación que sufre Mar del Plata”.

Por su parte, Scremin afirmó que "en referencia al área turística, el registro lo tenía que realizar cada establecimiento. Nosotros desde nuestro lado lo que hicimos fue fomentarlo en las redes sociales, salió incluso en algunos medios, hemos enviado mails y hablado con las distintas cámaras para que puedan registrarse en ese período que hubo de algunas semanas".

"El catálogo pedía mucha información de cada establecimiento y entendemos que en el año más difícil de la historia del turismo, quizás algunos prestadores turísticos estaban pensando en otra cosa, más que en completar un formulario en internet", dijo.

"Así y todo Mar del Plata sigue estando entre los primeros puestos gracias a que varios hoteles, lugares de gastronomía y de recreación se registraron. Si esto se hubiera realizado en un año más normal, seguramente hubiéramos tenido muchos más registros y hubiera sido mucho más fácil incluso poder acompañar a que se registren, pero con las cuestiones del aislamiento tampoco podíamos invitarlos a completar el registro con nosotros", detalló.

"Nos ocurrió en más de una oportunidad de llamar a hoteles y lamentablemente se encuentran cerrados, con lo cual uno no encontraba a todos los prestadores. Realmente fue un momento difícil para ponerse a completar un formulario", remarcó el titular de Turismo de General Pueyrredon.

Al ser consultado sobre si se trató de una responsabilidad del municipio el completar el registros de prestadores, Scremin sostuvo que "el municipio lo que tenía que hacer era validar los registros que hacía el privado, o en el caso de bibliotecas y museos que son municipales, que sí fueron registrados por el municipio desde el área de Cultura".

"Pero en referencia a lo que es un hotel o lo relacionado al turismo, cada institución tenía que registrarse en una página web, donde creaban un usuario y accedían a un formulario extenso que debían completar con mucha información, que nosotros no tenemos, teniendo en cuenta que se trata de información impositiva, cantidad de empleados, inicio de la actividad, entre otros muchos datos", destacó.

"Por este motivo cada uno debía registrarse y después nosotros lo validábamos, que fue lo que hicimos con todos los que se habían registrado. Pero sin lugar a dudas entendemos que no era el mejor momento para pedirle por ejemplo a un hotel, que se registre, más allá de que muchos lo hicieron. Seguramente en una época normal hubiésemos tenido el triple de inscriptos", aseguró el titular del Emtur.

En referencia a si faltó gestión desde provincia en referencia a este tema, Scremin indicó que "en nuestro caso enviamos correos electrónicos y realizamos llamadas hablando con las distintas cámaras que integran el directorio, que son las que agrupan los sectores vinculados al turismo" y agregó que "siempre puede pasar que alguno no se entere, pero nosotros trabajamos intentando que le llegue a la mayoría del sector privado, pero en muchas oportunidades no conseguíamos comunicarnos, teniendo en cuenta que la mayoría de los establecimientos se encuentran cerrados".

"Lo cierto es que a raíz de la difusión de este tema ahora sí se han enterado todos y seguramente vamos a poder contar con más registrados en una segunda tanda que se realizará", destacó.

"De todas maneras en este momento lo que más necesitamos es la reactivación del sector con los protocolos adecuados, y esa sería la mejor forma de salir adelante, ya que la ayuda sirve hoy, pero eso después nunca es suficiente. La única solución es que ya se reactive el sector y pueda trabajar. Nosotros necesitamos reactivar la economía hoy", afirmó Federico Scremin.

En ese contexto, el funcionario de Montenegro salió al cruce de las declaraciones de funcionarios de Axel Kicillof.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, han manifestado su preocupación por el escenario local, y pidieron "medidas drásticas".

En esa línea, el jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, explicó que "podemos especular sobre el futuro, de cómo será el protocolo, si habrá más o menos gente en los municipios durante la temporada de verano, pero todo eso es pura especulación" y consideró fundamental actuar en el presente para llegar con la pandemia controlada al verano.

"Un municipio que no logró controlar todavía el brote, como Mar del Plata, que es el municipio bonaerense con más casos, incluso superando a La Matanza... ¿cómo va a pensar en temporada de verano si no se actúa ahora para bajar los casos?", se preguntó García.

En este sentido, sugirió "hacer consensos con algunos sectores, para cerrar alguna actividad 15 o 20 días para ayudar a salvar el verano".

Para Scremin, "se habla mucho de la temporada de verano, de cerrar para después abrir, pero esto no le sirve a esta ciudad. Mar del Plata tiene turismo todo el año, tiene más de 700 mil habitantes, con movimiento todo el año, en ciertas áreas. Hablar de cerrar hoy, para abrir en enero, es desconocer el movimiento de esta ciudad". 

LA FASE 3 EN CRISIS 

El municipio de General Pueyrredon pidió que el sistema de fases del aislamiento social diseñado por el gobierno de Axel Kicillof sea revisado para el caso de Mar del Plata, debido a la "alarmante" situación económica que atraviesa este distrito.

El coordinador de Gabinete comunal, Alejandro Rabonovich, sostuvo que "la ciudad tiene una desocupación del doble respecto al conurbano bonaerense", y consideró que por ese motivo "no puede tener el mismo remedio" que los partidos de esta región.

En esa línea, el funcionario, mano derecha del intendente Guillermo Montenegro, aseguró que "quizás para Mar del Plata el sistema actual de fases, con la crisis que tiene la ciudad y pasando su peor momento de desempleo en la historia, no sirve".

"Hay que rever el sistema para la ciudad", dijo, y remarcó la importancia de "continuar en diálogo y bajo ningún concepto romper las conversaciones, más allá de las diferencias políticas, para poder explicar la situación dramática que está atravesando".

Rabinovich explicó que "Mar del Plata necesita una situación específica y global junto con el Gobierno nacional y provincial" y pidió que se "escuche a las autoridades municipales lo que estamos diciendo y lo que venimos repitiendo".

"No es salud versus economía, es trabajo más salud. La idea es cómo conjuntamente hacer una fuerza de estas dos cuestiones, que cuidando la salud se pueda generar empleo", evaluó.

La Unión de Comercio, la Industria y la Producción de Mar del Plata (Ucip) emitió un comunicado para alertar sobre las versiones "que están circulando respecto a la posibilidad de retroceder a implementar mayores restricciones (de fase 3 a fase 1) en la comercialización de los sectores productivos pymes".

"Ello significaría un impacto muy negativo para el sector pyme del Partido de General Pueyrredon, que se encuentra muy golpeado económicamente y por consiguiente para toda la comunidad que se está quedando sin recursos para seguir atravesando esta situación que conlleva a la inactividad de los sectores productivos, y de la cual después de 6 meses, no se ha podido recuperar la actividad económica", detallaron.

En los últimos días, el Indec puso en números la profundidad de la crisis.  La situación social se está volviendo cada vez más desesperante en el distrito de General Pueyrredon.

Mar del Plata volvió a encabezar el ranking de desocupación del país al registrarse un porcentaje de 26 por ciento en el segundo trimestre del 2020, cifra que duplica la media nacional, que fue de 13,1%, según el informe oficial del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Trepó a 65 mil la cantidad de personas sin trabajo en la ciudad.

A la par, el 38,9% de la población de Mar del Plata es pobre y el 12% cayó en la indigencia. Por ende, 249.997 vecinos, están por debajo de la línea de pobreza y un 12% –76.938 personas– se encuentra en la indigencia.

 

 

 

Comentarios