Crimen en La Herradura: el detenido estaba bajo arresto domiciliario sin tobillera

Tras la aprehensión de un hombre que había discutido con la víctima horas antes de su fallecimiento, el fiscal a cargo de la causa, Leandro Arévalo, brindó detalles e indicó que trabajan para determinar si la sangre hallada en las zapatillas es la del camionero.

Por Redacción

viernes 30 de octubre, 2020

Tras la detención de un sospechoso por el asesinato del camionero, el fiscal a cargo de la causa, Leandro Arévalo, brindó detalles sobre la investigación que busca determinar la circunstancias de su muerte, por qué se encontraba en La Herradura y el vínculo con el agresor.

Este miércoles, el hombre fue asesinado de un disparo en la cabeza mientras conducía en las cercanías del barrio La Herradura. Según indicaron fuentes policiales, chocó contra una columna y murió durante la noche. Mientras la policía científica investiga cuándo fueron los disparos, dos, la familia indica que no vivía, ni frecuentaba, la zona donde fue encontrado.

Luego, en el marco de un "bocinazo" en reclamo de justicia que realizaron sus compañeros, se conoció que la víctima, Nicolás Vieytes se desempeñaba como fletero subcontratado por el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado público.

Anoche, horas después de la manifestación, se procedió a la detención de un sospechoso (22), con quien la víctima había discutido momentos antes del ataque. En consecuencia y contando con la colaboración de personal de DDI, se llevó a cabo un allanamiento donde encontraron municiones y ropa con sangre.

El fiscal a cargo de la causa, Leandro Arévalo, aclaró esta mañana que la detención es producto de las amenazas y que "no se ha producido, hasta el momento, detención alguna, aunque sí se ordenó una aprehensión por un evento que, si bien no tiene una vinculación con este hecho, aparece como una de las personas vinculadas a la posibilidad de haber estado en contacto con la víctima".

Asimismo, destacó que uno de los principales interrogantes del homicidio es "la presencia del sujeto en el lugar". De momento, sólo se conoce que no era su domicilio, ni su lugar de trabajo. "La pregunta que se impone es qué hacía en ese lugar, quién lo había convocado y por qué razón", remarcó.

Sobre el avance de las tareas investigativas, detalló que tienen en sus manos el teléfono de la víctima, que está siendo analizado actualmente para ver su conexión con otras personas y redes sociales y a partir de ahí seguir un línea de trabajo.

En este sentido, anticipó que una de las líneas que manejan de manera extra oficial indica, por el momento, que "no habría relación entre el victimario y la víctima".

En relación al aprehendido, puntualizó: "Vive en las cercanías y estaba con arresto domiciliario. Está imputado por amenazas agravadas por el empleo de arma. En la revisión del lugar donde residía, no se encontraron armas y sí dos municiones y zapatillas con manchas de sangre".

Además, destacó que no tenía tobillera. "Esa noche, cuando lo fuimos a buscar al lugar, no estaba. Así que no tenemos medio de comprobar su geolocalización", sentenció.

De esta manera, las tareas se enfocaron en, además de determinar el porqué de la presencia de la víctima en La Herradura, confirmar si la sangre de las manchas corresponde con la de la víctima.

Por último, Arévalo señaló que, si bien no descartan la hipótesis de un robo, "parecería ser que no tiene mucho sentido dispararla a alguien en la cabeza e irse, parece bastante poco probable, lo único que falta es la billetera".

Comentarios