Parador Movistar, un canon ridículo por campaña publicitaria en el balneario de la violencia

Fiestas multitudinarias, concentraciones en las playas sin distanciamiento social y falta de tapabocas, especialmente entre los jóvenes son postales frecuentes en la zona de los Paradores Movistar en la Costa Atlántica. Pero también se agregan episodios de violencia y un canon irrisorio.

Por Redacción

jueves 28 de enero, 2021

En este atípico verano, la Costa Atlántica bonaerense viene dejando imágenes preocupantes por la falta de precauciones en el marco de la pandemia de Covid-19. Fiestas clandestinas multitudinarias, concentraciones en las playas sin distanciamiento social y falta de tapabocas, especialmente entre los jóvenes son postales frecuentes. Pero también se suman escenas de violencia.

A la par que se repiten los hechos de violencia, tal como reveló El Marplatense, crece el malestar de las autoridades de la Provincia de Buenos Aires por el “descontrol” en los Paradores de la empresa Movistar en las ciudades de Mar del Plata y Pinamar.

En Mar del Plata, el Parador Movistar se encuentra en el Complejo Playa Grande. En el expediente, al cual este portal de noticias tuvo acceso, se refleja que la firma La Normandina SA solicitó “autorización para la realización de actividades promocionales y recreativas en la Unidad Turística Fiscal Edificio Normandie de la marca Movistar”.

En la nota de la referencia, la concesionaria del balneario pidió “autorización para realizar acciones promocionales con aplicación publicitaria en equipamiento específico de la empresa Movistar, durante la temporada de verano 2020- 2021, en sectores de la unidad a su cargo”.

En ese sentido, desde el municipio se explicó que “dichas acciones consisten en el desarrollo de actividades y servicios de características públicas y gratuitas, con equipamiento específico. Que el pliego de bases y condiciones que rige a la Unidad prevé la realización de actividades promocionales y publicitarias como parte de la explotación, en sectores propios de la unidad, debiendo contar con previa autorización del municipio”.

En la documentación oficial, la Comuna de General Pueyrredon autorizó a la empresa La Normandina SA, concesionaria de la Unidad Turística Fiscal Edificio Normandie de Playa Grande, al uso “del sector de arena propio de la Unidad definido en el pliego de bases y condiciones para la realización de acciones recreativas y de esparcimiento con apoyo publicitario de la empresa Movistar, del 4 de enero de 2021 al 7 de febrero de 2021 de 8 a 16”.

En el expediente, se estableció que Movistar tiene permiso para instalar “50 sombrillones de 1.80mts. de diámetro, 100 reposeras, 4 carteles de señalética de servicios, 2 corpóreos M, módulos de tela de 3x3mts (delimitación de espacio) y 1 Tráiler guardasombrilla”.

Asimismo, se estipuló que se le deberá abonar al municipio la suma irrisoria de 129.500 pesos por la acción publicitaria. Es decir, casi 4 mil pesos por día por ocupar el espacio público en un cotizado sector de la costa marplatense, durante el principal mes de la temporada de verano.

Movistar inauguró su parador con la rutilante presencia de la actriz y cantante Natalia Oreiro, cuando comenzaba este mes de enero. Se trata del mismo balneario, donde se vivieron escenas de pura violencia.

En el complejo La Normandina, funciona el boliche “Ananá”, donde un joven de 20 años fue agredido a botellazos en la cabeza y debió ser internado en terapia intensiva en el Hospital Privado de la Comunidad (HPC) de esta ciudad. Tras la violencia, el establecimiento nocturno fue clausurado por los bomberos de la Policía de la provincia de la Buenos Aires.

El procedimiento se realizó por la infracción 39 de la Resolución Ministerial 2740/03 que indica: “Las instalaciones y equipos eléctricos de los establecimientos, deberán cumplir con las prescripciones necesarias para evitar riesgo a personas o cosas”.

Por el ataque a Matías Montín, oriundo del partido bonaerense de Moreno, fueron detenidos dos jóvenes con domicilio en Rosario que regresaban a esa ciudad santafesina, uno de los cuales es el hijo del jefe de la barrabrava de Rosario Central.

Montín sufrió una fractura de cráneo y en las últimas horas declaró que "bien, casi con un ojo menos", desde el hospital en el que permanece internado, y dijo que lo que le ocurrió "fue tremendo", a un año del ataque que le costó la vida a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell.

"Este mensaje es más que nada para decirles que yo estaba en unas vacaciones tranquilas con mis amigos, y lo que sucedió fue tremendo, justo un año después de lo que le pasó a Fernando el chico de Gesell. Casi me sucede lo mismo a mí", señaló Montín a través de un video grabado en la habitación del Hospital Privado de Comunidad (HPC).

Montín cuestionó además la excarcelación de Gabriel Alejandro Galvano (23) y Andrés Guillermo Bracamonte (21), hijo del jefe de la barra de Rosario Central Andrés "Pillín" Bracamonte, imputados por el ataque.

"Me parece medio injusto que yo esté acá luchando por salir adelante y que los chicos que ocasionaron esto estén en su pileta gozando de la vida", señaló, en referencia a los dos acusados que fueron liberados por decisión de la Justicia de Garantías, tras un pedido en ese sentido del defensor de ambos, Sergio Fernández.

Galvano y Bracamonte se encontraban alojados en la Unidad Penal de Batán, procesados en el marco de una causa por "lesiones graves", en la que está imputado también el futbolista de Arsenal de Sarandí, Matías Belloso, quien permaneció en libertad desde el inicio de la investigación.

Según la investigación del caso, los tres acusados atacaron al joven a botellazos en la cabeza, lo que le produjo una fractura de cráneo, un hematoma cerebral, lesiones en el rostro y en la boca, por lo que debió ser internado en terapia intensiva en el HPC marplatense.

Comentarios