Denuncian “discrecionalidad y arbitrariedad” en el plan de vacunación en Mar del Plata

El bloque de concejales de la Coalición Cívica presentó un proyecto de ordenanza para establecer un marco regulatorio que garantice “efectivamente el cumplimiento los lineamientos determinados por el Plan Estratégico para la Vacunación contra la Covid-19” en el distrito de General Pueyrredon.

Por Redacción

lunes 1 de marzo, 2021

Por Carlos Walker 

En los últimos días, el escándalo de las vacunaciones "Vip" sacudió el mundo político y sanitario del país: echaron a Ginés González García y el gobierno Nacional emitió la lista de 70 personas vacunadas dentro de un esquema no oficial, beneficiando a personas allegadas al hoy exMinistro de Salud.

En la documentación oficial, el Ministerio de Salud de la Nación admitió que el titular del multimedios La Capital, Florencio Aldrey Iglesias y su familia fueron parte de la “vacunación Vip”.

Durante el pasado fin de semana, ciudadanos autoconvocados con banderas argentinas y dirigentes opositores de diversas extracciones partidarias se movilizaron en todo el país en rechazo del escándalo del vacunatorio Vip.

Las protestas tuvieron sus réplicas en distintos barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en localidades bonaerenses como Mar del Plata. También hubo manifestaciones en las ciudades de Mendoza, Córdoba, Rosario y San Miguel de Tucumán, entre otras.

La marcha, impulsada principalmente en las redes sociales bajo el hashtag #27F, tuvo un fuerte respaldo y activa participación de sectores de la oposición, pero no sólo de Juntos por el Cambio, sino también de otras agrupaciones políticas.

Este lunes, el bloque de concejales de la Coalición Cívica presentó un proyecto de ordenanza para establecer un marco regulatorio que garantice “efectivamente el cumplimiento los lineamientos determinados por el Plan Estratégico para la Vacunación contra la Covid-19”, conforme criterios “éticos de transparencia que garanticen la equidad y la gratuidad en la instrumentación del plan” en el distrito de General Pueyrredon.

En el proyecto, la bancada de ediles de Elisa Carrió criticó duramente al gobierno nacional tras el escándalo del “Vacunatorio Vip”. “El discrecional reparto de vacunas a las distintas Jurisdicciones y los cuantiosos casos de una administración arbitraria, parcial y sectorial de ella, sin claridad en la autoridad para tomar la decisión de a quienes debe ser aplicada, determinación que en cuantiosos casos ha sido tomada antojadizamente, para vacunar a allegados y acólitos. Sirva como ejemplo del caso más paradigmático de tales prácticas de privilegio, el lamentable protagonizado por el exMinistro de Salud, Dr. Ginés González García”, aseguraron.

En la iniciativa de la concejala Angélica González, a la cual El Marplatense tuvo acceso, se establece que “la toma de decisión en cuanto a cronogramas y personas o grupos de ellas con prioridad para ser vacunadas, sólo podrá ser adoptada por las autoridades sanitarias pertinentes y la obtención de turnos para ello sólo podrá serlo mediante el sistema vacunate.gob.ar”.

A su vez, queda expresamente “vedada la utilización y promoción del Plan Estratégico para la Vacunación contra la Covid-19 con fines políticos o distintos de los sanitarios y su instrumentación por parte de personas no idóneas para ello, ni pertenecientes a organizaciones políticas, sociales, sindicales o de cualquier naturaleza distinta a la médico/ sanitaria”.
Además, el Ejecutivo local deberá elaborar “un informe mensual en que deberán constar de manera completa y detallada, las precisiones relativas a la instrumentación del Plan Estratégico para la Vacunación contra la Covid-19 en el Municipio de General Pueyrredon (cantidad de vacunas recibidas por la Comuna, cantidad de personas vacunadas, criterios empleados para la determinación de las aplicaciones, etc.”.

En el expediente, desde la Coalición Cívica consideraron que “resulta imprescindible a fin de instrumentar de forma adecuada los lineamientos del plan, un control efectivo de las autoridades sanitarias correspondientes que evite los abusos, la discrecionalidad, la confusión y la arbitrariedad en un asunto de tanta sensibilidad como lo es el de la vacunación a la población en una situación de pandemia”. “Ello es posible en virtud de la delegación a las distintas Jurisdicciones de la posibilidad de realizar un plan interno, propio, para el diseño de la forma, cronograma y personas o grupos de ellas a ser vacunadas prioritariamente”, añadieron.

A continuación, recalcaron que “a fin de garantizar la equidad en las aplicaciones y la determinación conforme criterios de razonabilidad médico/ sanitario/ científicas de las personas o grupos de ellas con prioridad para la vacunación, resulta necesario que la autoridad que determine tales pautas sea exclusivamente del área de salud dependiente del poder público de cada Jurisdicción, con articulación entre sí”.

“Por ende, debe evitarse el ‘criterio político’ en la toma de decisión en relación a personas o grupos de ellas a vacunar, y prescindirse de cualquier determinación distinta a las que surjan de criterios sanitarios. En razón de la notable y singular importancia que reviste un plan de vacunación serio contra la Covid-19, es esencial que el mismo no sea usado ni se transforme en un aprovechamiento político de los oficialismos de turno”, sostuvieron

Para finalizar, subrayaron que “lamentablemente, se están disponiendo espacios políticos partidarios en desmedro de las estructuras y personal sanitario idóneo para brindar asesoramiento a la población en relación al tema e incluso, increíblemente, se han dado casos en los que la propia inoculación de la vacuna ha sido dispensada por personas no aptas para ello. Ello genera gran confusión, en un momento en el que -por el contrario- la población necesita certezas y claridad”. “No puede permitirse que el plan de vacunación se transforme un tema político/ electoral, de uso partidario o destinado a la captación política de voluntades”, sentenciaron.

Comentarios