Cómo impacta el “vacuna gate” en Mar del Plata

La Justicia analiza cómo seguirá la causa por el escándalo con el "vacunatorio Vip". El titular del multimedios La Capital, Florencio Aldrey Iglesias, quedó en la mira. Durante el pasado fin de semana, una multitud de marplatenses repudió lo ocurrido en el Ministerio de Salud de la Nación.

Por Redacción

lunes 1 de marzo, 2021

Por Carlos Walker 

En los últimos días, el escándalo de las vacunaciones "Vip" sacudió el mundo político y sanitario del país: echaron a Ginés González García y el gobierno Nacional emitió la lista de 70 personas vacunadas dentro de un esquema no oficial, beneficiando a personas allegadas al hoy exMinistro de Salud.

En la documentación oficial, el Ministerio de Salud de la Nación admitió que el titular del multimedios La Capital, Florencio Aldrey Iglesias y su familia fueron parte de la “vacunación Vip”.

Durante el pasado fin de semana, ciudadanos autoconvocados con banderas argentinas y dirigentes opositores de diversas extracciones partidarias se movilizaron en todo el país en rechazo del escándalo del vacunatorio Vip.

Las protestas tuvieron sus réplicas en distintos barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en localidades bonaerenses como Mar del Plata. También hubo manifestaciones en las ciudades de Mendoza, Córdoba, Rosario y San Miguel de Tucumán, entre otras.

La marcha, impulsada principalmente en las redes sociales bajo el hashtag #27F, tuvo un fuerte respaldo y activa participación de sectores de la oposición, pero no sólo de Juntos por el Cambio, sino también de otras agrupaciones políticas.

Nos manifestarnos contra todo tipo de privilegios. La transparencia y el acceso justo e igualitario a la vacuna tienen que ser un reclamo de todos”, afirmó el presidente del bloque de diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad, en la multitudinaria manifestación que se llevó adelante en Mar del Plata.

Mientras millones de argentinos llevan 11 meses de angustia, de problemas económicos, de pérdida de familiares, de una enorme incertidumbre acerca del presente y del futuro, en el más alto nivel del Gobierno aplican vacunas de manera selectiva para los amigos de Poder”, afirmó Abad y agregó que “no es posible que nuestros Abuelos, nuestro Padres y millones de argentinos y argentinas con riesgo en su salud estén pendientes de su oportunidad para vacunarse, esperando un turno casi con desesperación y desde el más alto nivel del gobierno se inmunice a los parientes, a los amigos o a los funcionarios oficialistas. Es gravísimo lo que está pasando".

AMPLIARÍAN LA CANTIDAD DE IMPUTADOS

Por su parte, el fiscal federal Eduardo Taiano evalúa si amplía las imputaciones en la investigación por el "vacunatorio vip" que funcionó en el Hospital Posadas y en el Ministerio de Salud, más allá de las hechas inicialmente contra el exministro de Salud Ginés González García y su sobrino Lisandro Bonelli, ambos renunciados tras el escándalo.

Es que la jueza María Eugenia Capucchetti le corrió vista para que opine luego de que ingresaran más denuncias por el escándalo, y tras de escuchar al director del Posadas, Alejandro Maceira, y personal de dicha institución médica como testigos.

Por ahora, la imputación sólo está dirigida contra González García y su sobrino, pero podrían sumarse más exfuncionarios o funcionarios, reveló la agencia NA de fuentes judiciales. Incluso, podrían formar parte del listado de imputados los vacunados vip que fueron favorecidos con la dosis contra el Covid 19.

La jueza y la Fiscalía escucharon como testigos a Lucrecia Raffo, directora general de Asistencia médica del Posadas; y a la Graciela Torales, jefa de Coordinación de atención a Pacientes.

Ambas confirmaron que había llamados desde el Ministerio de Salud para avisar quiénes iban a ir a recibir la vacuna al Hospital Posadas, puesto que por ahora sólo se sabe que 10 han sido inoculados en el Ministerio de Salud.
Por lo pronto, no hay ninguna declaración programada y ahora la jueza junto con el fiscal van a evaluar la documentación y Taiano analizar si suma o no más imputados.

El primero en declarar fue Maceira, que dijo que vacunó a diez personas en el "antedespacho" de Ginés González García en el Ministerio de Salud y que le dijeron que la "orden" era del ahora exfuncionario.

Los inoculados fueron: Jorge Taiana; Eduardo Valdés; Horacio Verbistky; Seza Manukian; Lourdes Noya Aldrey; Matilde Noya Aldret; Dolores Noya Aldrey; Eulogio Guille Feliz; Florencio Aldrey Iglesias; y Salomón Schachter.

EL CASO ALDREY IGLESIAS: "UNA VERGÜENZA" 

Según reconstruyó el diario Clarín, el titular del multimedios La Capital, Florencio Aldrey Iglesias, “debía vacunarse entre las 11 y las 12. Así le habían confirmado. Arriba de los 80 años, el empresario marplatense hacía tiempo que no salía de su hotel en el que se recluyó durante toda la pandemia y por el que, en la vieja normalidad, desfilaba buena parte del poder. Ni siquiera pudo viajar a Buenos Aires, a mediados del año pasado, para despedir a su mujer, que no pudo superar el Covid”.

En ese contexto, se detalló que “Aldrey Iglesias -el fin de semana se puso a disposición del ministro echado-, uno de los diez vacunados el jueves en el vacunatorio VIP del Ministerio de Salud tras un operativo revelado por Clarín y anticipado por Horacio Verbitsky, otro de los beneficiados, llegó por la entrada de la calle Lima. Y prefirió subir al segundo piso por escalares, para acotar el margen de contagio del ascensor. Convocado por el secretario privado de Ginés González García, de viaje por Entre Ríos, veinticuatro horas antes del fin de su carrera en la administración pública”.

A continuación, se remarcó que “la entrada de Aldrey Iglesias, al igual que cuatro de sus familiares, un par de amigos del ministro, Verbitsky y los legisladores Eduardo Valdés y Jorge Taiana, fue mucho menos secreta que la de los cuatro especialistas y directivos del Hospital Posadas a los que convocaron para la aplicación de las diez dosis de la vacuna Sputnik V”.

Además, se puntualizó que “no sabían, según reconstruyó este diario, a quiénes inocularían. Sí que su entrada al ministerio debía ser lo más secreta posible. ‘Ultra secreta’ confiaron. Viajaron desde el Posadas en una camioneta Toyota Hilux particular, y no en las que se suelen mover, identificadas por el hospital. Los esperaron en la cochera privada del ministro. Y subieron al segundo piso por el ascensor todavía reservado en esas horas para González García”.

“A los diez privilegiados a vacunarse los hicieron pasar, de a tandas, a una oficina. A la espera de pasar a otro salón, el vacunatorio Vip, para que les aplicaran la vacuna. Según precisaron, no se cruzaron entre ellos. Les entregaron la libreta con la constancia de la administración de la primera dosis, y les confirmaron la fecha para la segunda”, se subrayó en el diario Clarín.

 

A su vez, se resaltó que el presidente Alberto Fernández habría dirigido su principal enojo a uno de los vacunados vip en Salud: “Nadie repara en qué un ricachón, dueño de medio Mar del Plata, consiguió vacunarse él y toda su familia. Una vergüenza”.

REPUDIO EN EL CONCEJO DELIBERANTE: “SON HECHOS INMORALES”

En el Concejo Deliberante marplatense, el interbloque de concejales de Juntos por el Cambio presentó una batería de proyectos con el objetivo de repudiar las “prácticas de privilegio” utilizadas por el extitular del Ministerio de Salud de la Nación en el plan de vacunación contra el coronavirus en la Argentina.

“El exministro tuvo como norte no un plan pensando para la ciudadanía vulnerable, sino la búsqueda de la ventaja personal y de sus allegados. La ‘élite’ arbitrariamente determinada para la vacunación por el Dr. González García, sólo obedeció a criterios personales, orientado fundamentalmente para beneficio exclusivo de familiares propios, amigos, allegados, adherentes y compañeros políticos”, afirmó la presidenta de la bancada de ediles de la Coalición Cívica, Angélica González.

Por su parte, desde el bloque de concejales de Vamos Juntos se indicó que “estos hechos inmorales articulados por un sector de la esfera política nacional, deben ser señalados para no pasar inadvertidos, remarcando la indignación que sufre no sólo el ciudadano de a pie, sino también todo el arco político que trabaja día a día para representar a los votantes que los eligieron para propiciar el bienestar común en nuestra sociedad”.

Los hechos acontecidos revelan una apropiación de lo público de forma inmoral e hipócrita que desde el gobierno nacional se pretende minimizar con la sola renuncia del titular del ministerio debiendo, quienes accedieron a estas irregularidades, dar cuenta de sus hechos a todos los argentinos y por los canales judiciales idóneos”, sentenciaron.

Comentarios