"Mar del Plata está agonizando en la gastronomía"

Así lo manifestó el empresario local del sector, Juan Rodríguez, al realizar un balance de la última semana a partir de las restricciones horarias impuestas por Provincia. Y lo que puede significar un retroceso la próxima semana.

Por Redacción

sábado 1 de mayo, 2021

Tal como adelantó El Marplatense, General Pueyrredon fue incluida por el gobierno Nacional en situación de "alerta epidemiológica" con lo cual ha generado una situación de incertidumbre.

A partir de ello, distintos referentes de la gastronomía fueron mostrando su posición crítica ante el eventual descenso de Fase: "Mar del Plata está agonizando en la parte gastronómica", definió el empresario local del sector, Juan Rodríguez.

"Todo lo que sea cortar la actividad es complicado porque el cierre a las 23 hace que los restaurantes clásicos pierdan su segundo turno por más que haya una campaña fuerte del ´Comemos temprano´. Así que todo lo que sea coartar la libertad de trabajo es complicado", dijo el empresario en conversación con el programa Hora 12 que se emite en CNN Radio Argentina (FM 88.3).

"Estamos peor que el año pasado porque estamos con una baja de trabajo significante y sin ningún tipo de ayuda concreta por parte del Estado. Nos dicen todo lo que tenemos que hacer, pero no cómo ayudarnos", añadió.

En cuanto al día a día dentro de los locales, Rodríguez explicó que "es muy complicado porque hacemos turnos a las 19.30 y otro a las 21, y hay veces que la gente no terminó de comer a las 23 y le llevas la cuenta, con lo que se hace complejo el accionar".

"La gente lo comprende, pero no deja de ponerse de mal humor y reclama al privado más que al Estado", agregó.

Asimismo detalló que el segundo turno de cena "se perdió prácticamente. Estamos trabajando a un 30 o 40 por ciento. Y en líneas generales estamos laburando a no más de un 50% de un invierno normal".

La relación entre el temor y las salidas, el empresario gastronómico diferenció en rango etario. "Por un lado está la gente más joven que asiste a bares y no tienen tanto miedo; mientras que los que van a restaurantes clásicos, son más grandes y prefieren evitar las salida por lo que está sucediendo con el virus y lo que escucha en los medios, con lo cual hay un poco de temor", indicó.

En cuanto a los cambios de actitud y el miedo a salir a cenar sostuvo que "la gente se va acostumbrando un poco más, pero también es cierto que al correr el tiempo muchos se fueron relajando y con estas medidas se sienten atacados. Hay que reforzar y aplicar las medidas para cumplir los protocolos para poder seguir trabajando".

Sobre los puestos de trabajo, Rodríguez alertó que "en nuestro caso no hemos suspendido trabajadores porque es un semana a semana, pero va a pasar inevitablemente si descendemos de fase porque se corta directamente el trabajo".

Y advirtió: "Espero que desciendan los casos para no retroceder más porque Mar del Plata está agonizando en la parte gastronómica. Sin ayuda es imposible que muchos puedan sobrevivir. Hay muchos restaurantes que no tienen margen para poder continuar. Están esperando que esto no se acentúe".

 

Comentarios