Vecinos de Zona Roja enardecidos con los concejales: "Esto es el Far West"

Con el proyecto de relocalización archivado, las personas que viven en barrio Don Bosco manifestaron su bronca y continúan denunciando la venta de droga, excrementos en las veredas, peleas, robos y ataques por parte de la comunidad trans. "Defienden la igualdad, pero vender droga no tiene género", expresaron en referencia a los ediles de General Pueyrredon.

Por Redacción

sábado 15 de mayo, 2021

"Far West", dijo una vecina del barrio Don Bosco. La referencia corresponde al lejano Oeste estadounidense, donde acontecieron violentos hechos hace dos siglos, donde la zona era tierra de nadie. Pero al relatar lo que se vive cada noche en ese sector de Mar del Plata, bien se podría hablar de Wild West: el salvaje oeste.

"Vivo en barrio Don Bosco en la bien llamada Zona Roja porque ahora los concejales de nuestra ciudad, los mismos que archivaron el proyecto para relocalizar la zona, dicen la mal llamada Zona Roja. Y no es así, porque acá convivimos con más de 100 travestis en las veredas de nuestras casas que no solamente ejercen la prostitución y venden drogas", comenzó la vecina, que prefirió reservar su identidad por miedos a posibles ataques, en conversación con el programa Hora 12, que se emite por CNN Radio Argentina (FM 88.3).

"Los concejales se han puesto en contra del vecino y han archivado el único proyecto de la historia en los últimos 25 años. Todos los que se mostraron en algún momento solidarios por el infierno que vivimos, cuando tuvieron la posibilidad de darnos una mano, lo archivaron. Cuando se trató la relocalización de Zona Roja, lo único que escuchamos de los concejales fue defender al colectivo trans, política de género y la bandera de la igualdad. Pero vender droga no tiene género, es un delito de hombres, mujeres o trans. Esto es una cuestión delictiva porque no se puede vender droga ni ejercer la prostitución desde las 6 de la tarde a las 6 de la mañana en la casa de un vecino", reclamó la mujer.

"Seguramente a ellos no les toca; no tenemos vida. Acá a partir de las 6 de la tarde tenés que circular con guardaespaldas porque roban para comprar droga. Y a partir de las 19.30 tenés 10 travestis por esquina con las personas que las cuidan, los consumidores, esto es el Far West", agregó.

Al mismo tiempo destacó que "salvo Nicolás Lauría, ningún concejal se acercó al barrio a hablar con los vecinos y conocer la situación. Ariel Ciano vino dos días después que el proyecto se archivó. Dio la cara y nos aclaró que no está de acuerdo con la relocalización".

En cuanto a situaciones que se han vuelto cotidianas en la Zona Roja, la vecina detalló: "No podemos dormir. Hoy está publicado en los medios el video una pelea de los travestis a las 5.30 de la mañana y quisiera que lo vean todos porque es lo que vivimos los vecinos todas las madrugadas. Es de lunes a lunes. Aparte hacen sus necesidades en nuestras veredas y tenemos que, antes de salir a trabajar, hacerles de mucama y limpiar".

"Tenemos vecinos agredidos por pedirles que se retiren de las veredas de nuestras casas. Ya hay denuncias hechas", añadió.

En relación a las peleas que ocurren entre las personas trans, la vecina explicó que "son por disputas de las esquinas y hay un consumo de alcohol y drogas muy grande. También hay situaciones con quienes les compran porque el que compró a las 20, a las 3 de la mañana vuelve a pedir fiado. O también los golpean acusándolos que le vendieron de la mala; de hecho hay un video de una persona que pedía que le devuelvan el dinero porque le vendieron bicarbonato".

Y en cuanto al accionar policial, la mujer destacó que "hay 122 trans migrantes en este barrio. Y todos venden droga porque acá ningún travesti sube ni baja de un coche. Los tenemos filmados, les sacamos fotos para presentar en la fiscalía para mostrar cómo hacen su operación de ventas. Aparte se ve en cada acción policial que les incautan cierta cantidad de droga. Por primera vez en 20 años hay una policía de calle que es para sacarse el sombrero. Pero a las dos horas tenés a la misma travesti en la puerta de tu casa porque el fiscal la liberó".

Asimismo, reiteró su queja por los robos: "En el barrio Don Bosco hay una comunidad educativa muy grande y dos establecimientos tuvieron que cerrar. Por ejemplo la educación nocturna de la Escuela 15 que está en Luro y Tierra del Fuego, tuvo que cerrar porque los alumnos salían a las 12 de la noche y a esa hora que hay travestis en toda esa manzana, los robaban permanentemente para comprar droga. Se prioriza al colectivo que quiere prostituirse y vender droga, y no los de una persona que quiere ir a estudiar", subrayó.

Por último, envió un mensaje para los concejales: "Que vengan a pasar dos noches acá y vean lo que vivimos nosotros hace años. Hay gente que se quiere ir del barrio, pero no pueden vender la casa porque sea devaluado todo por esta situación. Nadie quiere venir a vivir acá".

Comentarios