“Tenemos que orar a Dios para que no nos maten”, la voz de un referente de los taxis ante la ola de robos

Así lo afirmó, Darío López secretario adjunto de la Federación Nacional de Conductores de Taxis en un comunicado enviado a la prensa.

Por Redacción

lunes 22 de noviembre, 2021

En un fin de semana largo que ha dejado muy buenos números en cuanto al turismo y el motor económico de la ciudad y la zona, los números negativos entorno a la inseguridad en general siguen en alza.

Los accidentes de tránsito lamentablemente se han convertido en una situación diaria o cotidiana, al igual que los robos a taxistas y remiseros.

En este contexto y con la necesidad de remarcarlo para visibilizar la problemática de la inseguridad a bordo de los taxis y lo que explica en parte la falta de choferes y móviles en horarios vespertinos y nocturnos. Darío López, secretario adjunto de la Federación Nacional de Conductores de Taxis emitió un duro  comunicado al cual tuvo acceso este medio. A continuación, el texto publicado por el referente de los taxistas:

"Ayer volví a pasar por el control policial de la calle 190 cerrado, entré al barrio Parque Hermoso a las 2 de la madrugada, después de que un compañero sufrió un violento robo el día viernes, donde le volcaron el auto. Se hubiera podido evitar si ese control funcionaría como corresponde, ¿tan difícil es? ", comenzó cuestionando López.

"Mar del Plata está áspera y uno va cortando clavos hasta llegar a destino. Así, es muy difícil poder brindar un buen servicio yo no estoy eligiendo a los pasajerosos, no dejo a nadie de a pie salgo a trabajar y llevo a trabajadores que viven en la periferia igual que yo", continúa el documento.

"La presencia policial para proteger y evitar que nos roben está ausente, tenemos que orar a Dios que no nos maten. Salir de tu casa sabiendo que en cualquier momento te toca es muy triste. Después los cráneos evalúan porque no hay compañeros en turno noche vení, te presto mi taxi y salimos a la madrugada a recorrer nuestra ciudad si tenés alguna duda. Funcionarios sentados en sus despachos, lejos de está realidad, solo tienen un termómetro calle Olavarría y Güemes", concluye el escrito difundido.

Comentarios