Torres y Liva: a dos años del incendio más importante de la historia de Mar del Plata

El incendio produjo la pérdida de hogares completos, recuerdos y trabajos. Los daños colaterales fueron grandes aquella noche del 15 de diciembre de 2019 en la manzana de Rivadavia y 20 de Septiembre, cuando la distribuidora comenzó a arder y el fuego devoró mucho más que edificios.

Por Redacción

miércoles 15 de diciembre, 2021

El domingo 15 de diciembre de 2019, a las diez de la noche, ocurrió uno de los incendios más grandes de la historia de la ciudad. Una de las distribuidoras más famosas de Mar del Plata, Torres y Liva, ardió y el fuego devoró media manzana, arruinó edificios y dejó sin hogar a más de un centenar de familias.

Algunos perdieron todo, ropa, recuerdos, mascotas: su hogar. Otros pudieron volver durante el corriente. El fuego se desató sobre la calle Rivadavia y 20 de Septiembre.

Contó con un gran despliegue y coordinación por parte del personal de Bomberos, Policía, SAME y Defensa Civil, entre otros, lo que permitió que mas allá de la magnitud del incendio y los daños materiales, no se contaran víctimas fatales.

Desde Defensa Civil manifestaron en ese entonces que "realmente fue un hecho de gran envergadura, un hecho fatídico, que como dato destacado nos dejo el hecho de que no hubo victimas fatales, lo cual parecía, en esas primeras horas, que iba a ser muy difícil que no ocurrieran. Finalmente  podemos decir que en el incendio mas importante en la historia de Mar del Plata, no tuvimos que lamentar victimas fatales".

"Otro dato muy importante para destacar fue sin dudas la labor de los bomberos. El equipo de emergencias en su conjunto funcionó de una manera sobresaliente. Realmente también fue mucha la gente que incluso desde el anonimato, aportó su 'granito de arena' para colaborar con la situación", aseguraron.

"Sin dudas estos son hechos positivos para destacar, mas allá del marco de la perdida total de los vienes de muchas familias, que vieron perder no solo cuestiones materiales que tienen relación con lo económico, sino que muchos de ellos perdieron su historiasus pertenencias y es el día de hoy en que lamentablemente no lo han podido recuperar, con procesos judiciales, los cuales aún se encuentran con algunas cuestiones sin resolver con los seguros. Sin dudas que a un año del hecho, el recordatorio y el abrazo más fuerte, es para todas esas familias", subrayaron.

"La envergadura de este incendio, por la cantidad de familias afectadas, por el lugar céntrico de la ciudad de Mar del Plata, el hecho de que se dio un domingo a las 22, con un día no laboral, donde la gente se va a descansar mas temprano, en un edificio donde incluso vivía mucha gente de edad mayor, que a esa hora ya se encontraba durmiendo, generaba un contexto como para que las pérdidas fueran mucho mayores a lo que resultaron", afirmó.

"Este hecho también generó una desazón, teniendo en cuenta que este evento quedó partido en dos. Por un lado esa noche del 15 de diciembre con un trabajo de 24 horas desde lo que resultó ser la primera sofocación y después tuvimos tres meses más hasta que se hizo la demolición del edificio, donde seguramente para más de un vecino quedó una cuenta pendiente con el Estado, teniendo en cuenta la imposibilidad de medios físicos para recuperar sus pertenencias", detalló.

"Por este motivo hay gente que vivió dos veces sus pérdidas, por un lado por lo ocurrido el 15 de diciembre y por otro lado cuando se realizó la demolición, porque no estaban garantizadas las medidas de seguridad para que las personas pudieran ingresar a recuperar sus bienes", concluyó Rodrigo Gonçalves.

Comentarios