El crimen que conmocionó a toda una ciudad

En la madrugada del 26 de septiembre del 2021 el DJ "Lele" Gatti salía de trabajar y en un confuso episodio, que luego se esclarecería con las investigaciones del caso, recibió un disparo en un intento de robo. Toda una ciudad se movilizó para reclamar justicia y dar con los responsables de la muerte del joven de 32.

Por Redacción

viernes 31 de diciembre, 2021

Uno de los hechos policiales más resonantes del 2021 sin dudas fue el crimen del DJ "Lele"Gatti. Un joven trabajador que hacía disfrutar a miles de chicos y chicas en el reconocido boliche "Mr. Jones" de la zona de Playa Grande.

Una madrugada, puntualmente la del 26 de septiembre, "Lele" salía de trabajar con sus equipos y junto a dos acompañantes más, que eran parte del staff de su trabajo. En la secuencia capturada por las cámaras de seguridad se ve a dos motochorros -quienes pensaban robar la recaudación del lugar- y uno de ellos efectúa un disparo a la víctima, que horas más tarde terminaría con su vida.

A partir, de allí toda la comunidad de la noche y marplatense en general comenzaría diversas manifestaciones de repudio por lo ocurrido. Tanto en las calles como en redes sociales el reclamo se hizo escuchar.

La causa judicial

La jueza Lucrecia Bustos, titular del Juzgado de Garantías 6 marplatense, resolvió que Luis Ytzcovich (27), quien admitió ser uno de los motochorros que asaltó a Gatti, y Fernando Romito (39), el jefe de seguridad del local "Mr. Jones" donde el joven trabajaba la madrugada del homicidio, continúen en prisión preventiva en la Unidad Penal 44 de Batán.

En dos resoluciones, la magistrada rechazó los pedidos realizados por las defensas particulares de Ytzcovich y Romito, quienes están imputados del delito de "homicidio en ocasión de robo".

En el caso de Ytzcovich, su abogado, Cristian Ford, había solicitado que fuera excarcelado o subsidiariamente beneficiado con un arresto domiciliario con monitoreo electrónico, y argumentó que el acusado no tiene antecedentes penales, que presenta supuestos problemas respiratorios y que se entregó voluntariamente en una seccional policial tras el crimen, por lo que consideró que no existirían riesgos procesales.

El planteo fue rechazado inicialmente por la fiscal de la causa, Andrea Gómez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 4, quien recordó que aún se encuentran prófugos otros dos imputados, José Maximiliano Vergara (35) y Eduardo Maximiliano Urra Zapata (34), "ambos amigos" de Ytzcovich, por lo que estimó que "en libertad intentará profugarse o no someterse al proceso".

En su resolución, la jueza coincidió en que "en caso de recuperar su libertad, el imputado pretenderá eludir la acción de la justicia o su sometimiento al proceso", y señaló que "si bien carece de antecedentes penales previos, la defensa no acreditó ninguna circunstancia excepcional que amerite que su encierro cautelar deba cesar".

Mientras que la defensa de Romito, a cargo de la abogada Paula Oviedo, había pedido por su parte una morigeración de la prisión preventiva, con un arresto domiciliario con monitoreo, por considerar que el hombre colaboró con la investigación y "resulta materialmente imposible" que "destruya, modifique, oculte, suprima o falsifique elementos de prueba o influya en el comportamiento de terceros vinculados al proceso".

La fiscal Andrea Gómez  también se opuso en este caso y dijo que de "recuperar su libertad, intentará eludir el accionar de la justicia", al tiempo que subrayó que el excustodio del boliche ubicado en la zona de Playa Grande es "conocido" de Vergara, el prófugo acusado de disparar y herir mortalmente a la víctima.

Finalmente, la jueza rechazó también este planteo de morigeración porque entendió que existen riesgos procesales ya que el hombre podría intentar fugarse.

La resolución judicial valorada por la familia del joven asesinado, que había expresado su rechazo a la posibilidad de que ambos detenidos dejaran la cárcel.

Fuentes judiciales indicaron que en el marco de la causa continúa la búsqueda de los dos prófugos.

Vergara está acusado de ser quien viajaba en la moto que abordó a Gatti, junto a Ytzcovich, y quien lo hirió mortalmente con un tiro en el pecho.

En tanto que a Urra Zapata se le imputa haber brindado apoyo a los asaltantes desde un auto que fue captado por cámaras de seguridad en la zona de Roca y el Boulevard Marítimo al momento del crimen.

Comentarios