Le piden a Kicillof un edificio propio para la Escuela Especial 515 de Mar del Plata

Lo reclamaron desde el bloque de concejales de la UCR. “Resulta imperioso y de suma urgencia que la Escuela Especial N°515 cuenten con una sede propia”, remarcaron.

Por Redacción

miércoles 16 de marzo, 2022

A través de un proyecto de comunicación, el interbloque de concejales de Juntos le pidió al gobernador Axel Kicillof que lleve adelante las “acciones necesarias” para la adquisición de un edificio propio y acorde a las necesidades para la Escuela Especial Nº515 del Partido de General Pueyrredon.

En los fundamentos de la iniciativa, a la cual El Marplatense tuvo acceso, el edil radical Gustavo Pujato denunció que “la grave situación edilicia por la que atraviesa la escuela Especial nº 515 de sordos e hipoacúsicos y Trastornos específicos del lenguaje”.

En ese sentido, explicó que “desde 2004 la escuela funciona precariamente en un PH de tan solo 127m2 ubicado en Avellaneda 1859 al cual asisten alumnos de distintos puntos de Mar del Plata, Batán, Sierra de los Padres y hasta Miramar. La escuela cuenta en la actualidad con una matrícula de 117 alumnos/as entre estudiantes de nivel inicial, primaria y secundaria. A ellos se les suman 60 personas entre las que se encuentran el plantel docente y los auxiliares”.

Además, el concejal remarcó que “la Escuela Especial N°515 es la única escuela pública para sordos e hipoacúsicos en la ciudad de Mar del Plata. Además también es sede del Plan Fines y articula con otras escuelas especiales (sordo-ceguera y discapacidad intelectual)".

La escuela no tiene patio ni baños adecuados, funcionando las habitaciones de la misma como aulas. El lugar tiene dos pisos, haciendo imposible el acceso a muchos chicos con dificultades para trasladarse con andadores o sillas de rueda”, puntualizó Pujato.

Y remarcó que “en tiempos de distanciamiento social por la pandemia de Covid-19, contando además del alumnado, con personal educativo, auxiliares, interpretes es imposible mantener el distanciamiento ni los protocolos de seguridad necesarios como tampoco asegurar la presencialidad plena y cuidada tanto de niños como de adultos”.

“El impedimento del normal desarrollo de clases vulnera el derecho a la educación de las personas con discapacidad. Que este derecho se rige por los principios de inclusión educativa y es obligación del estado brindar atención educativa en todas aquellas problemáticas específicas que no pueden ser abordadas por la educación común”, agregó.

Y sostuvo que “la Ley Nacional de Educación, en su Art. Nº 42 dice ‘que el Estado debe garantizar la integración de los alumnos/as con discapacidad en todos los niveles y modalidades’. En el mismo sentido se expresa la Ley Provincial de Educación de la Provincia de Buenos Aires.

Hace 10 años la comunidad educativa viene reclamando un lugar propio y acorde a la matricula. Las autoridades locales del Consejo Escolar viajaron a La Plata y abordaron la problemática de dicho establecimiento la con la directora de Consejos Escolares, Marianela Pérez, quien ‘autorizó el inicio del expediente de alquiler para la Escuela Especial de Sordos N° 515’. En medio de la pandemia y con el complejo escenario que atraviesa el mercado inmobiliario, resulta imposible encontrar un lugar apto, con la superficie y las comodidades adecuadas para un normal desarrollo educativo”, destacó.

Para finalizar, dijo que “la oferta de alquileres en nuestra ciudad ha sido superada ampliamente por la demanda de los mismos”. “Resulta imperioso y de suma urgencia que la Escuela Especial N°515 cuenten con una sede propia en un edificio acorde a la matrícula y a las necesidades de los alumnos sordos, hipoacúsicos y con trastornos específicos del lenguaje”, sentenció.

Comentarios