El Boquerón: un barrio atravesado por conflictos con el transporte

Los vecinos denuncian la falta de servicios básicos que deberían estar presentes en todos los barrios de la ciudad. La desigualdad se hace más notoria en la periferia marplatense.

Por Redacción

sábado 26 de marzo, 2022

La ruta provincial 88 atraviesa a uno de los barrios más olvidados de Mar del Plata: El Boquerón. Semana a semana se renuevan las denuncias de los vecinos por la falta de servicios básicos, desde atención primaria de la salud, al estado de las calles, las plazas e incluso, el tema más preocupante de todos, el transporte público.

"Lo más urgente, lo que uno necesita día a día, es la frecuencia. Desde la pandemia nos pusieron unos horarios que son tremendos y según el día de la semana van disminuyendo", aseguró Celeste Díaz Dos Santos, vecina del barrio.

"El primero sale a las 7 desde acá. A la mañana tenés que ir hasta Batán, gastarte 600 en un remis y de ahí irte a trabajar. Después tenemos cada una hora, a veces cada dos horas y media, y muchos que hacen trasbordos" denunció.

Además, "los domingos tenemos 4 o 5 horarios en todo el día. El primero es 10.30 de la mañana, por lo que un feriado o domingo tenés que ir a trabajar es tomarte un remis o usar el costa azul, que al final nos sale más barato. Terminamos usando un transporte de media distancia antes que el local".

A pesar de los múltiples reclamos, la situación no avanza y los vecinos deben optar por alternativas a la hora de movilizarse. "Estamos pagando 85 pesos, tampoco nos regalan el pasaje. Quizás ha bajado la cantidad que lo toma, pero por esta situación. Hay horarios, que aunque siempre defendí el transporte público, me tomo el costa azul porque llego en menos tiempo, sé que va a pasar y no me baja en Batán para esperar que venga otro".

"Cómo no va a haber un horario para el que va a las 5 a.m a trabajar, aunque sean dos personas, cómo no hay un horario lo sábados igual que día de la semana", protestó.

La línea 720 llegó al barrio hace poco más de dos años, "no es que siempre lo tuvimos, fue un derecho luego de ir a la comisión, cambios de horario de trabajo, logramos que llegue, íbamos a tener cada una hora y empezó la pandemia".

Otro problema vinculado al transporte es la falta de garitas. "Donde yo lo tomo no hay, llueve y tenés que quedarte ahí en el medio de las plantas. Hay gente que se ha ofrecido a poner la garita, pero no se puede puede porque hay que llevar unos protocolos para eso". 

No conforme con eso, el boleto estudiantil no llega a todos los alumnos del barrio. "A los chicos de primer años que van a Otamendi les siguen cobrando en la empresa costa azul parte del 40%, tanto por ruta 11 como 88, la empresa no está cumpliendo", finalizó.

Comentarios