Asesinato en el cumpleaños: la lista de invitados podría revelar las relaciones de Ríos con el poder

Se habla de la presencia de funcionarios políticos, judiciales, y policiales y también empresarios en la noche del asesinato en la fiesta en el balneario del sur.

Por Redacción

martes 28 de junio, 2022

Tal como adelantó El Marplatense, Juan Jesús Piero Pinna, el exrugbier acusado de asesinar de cuatro tiros a uno de los invitados a la fiesta del polémico empresario Mauricio Ríos en Mar del Plata, se entregó en la sede de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Tucumán.

Pinna, de 34 años, estaba prófugo desde la madrugada del domingo, cuando escapó en auto con su novia, Romina García –hija de Rudy Ulloa, exchofer y exsecretario de Néstor Kirchner– después de haber asesinado a Maximiliano Rihl.

De acuerdo a lo publicado en el diario La Nación, el vínculo de amistad (y de negocios) entre los Ulloa y el empresario Ríos es de larga data y más que conocido en Mar del Plata, con testimonios que confirman las reiteradas visitas que le ha hecho en esta ciudad el exchofer y exsecretario de Néstor Kirchner, derivado en empresario con inversiones en supermercados y medios de comunicación.

En Río Gallegos, Romina García encabezó en 2011 el grupo de jóvenes –“La Juventud de los Muchachos Peronistas”, se denominaban– que impulsó la construcción del monumento de homenaje al expresidente, al cumplirse un año de la muerte de Kirchner.

Durante 2014, Ulloa se desprendió de una empresa. Según consta en el aviso Ley 11.867, cedió y transfirió el fondo de comercio del “Súper Comunitario” a Ríos. La entonces titular de la CC-ARI de Santa Cruz, Mariana Zuvic, denunció que el nuevo propietario era un “testaferro de Rudy”.

MÁS DATOS SOBRE “MAURI” RÍOS Y UN “EXPLOSIVO” LISTADO DE INVITADOS

¿Quién es Mauricio Ríos? Es de Mar del Plata y tiene una seña particular que describen los vecinos y comerciantes de Cariló, que se acostumbraron a verlo llegar casi todos los fines de semana: las cadenas de oro que cuelgan de su cuello.

Ríos está imputado en una causa por "usurpación de propiedad" en Cariló. Es que durante 2020 fue acusado, junto a otras cinco personas, de ocupar una casa y hacer fiestas en plena cuarentena, mientras los propietarios de la vivienda no podían viajar a la Costa por las restricciones impuestas por la pandemia.

Fuentes oficiales y de seguridad le confirmaron al diario Clarín, que Ríos, con profundos vínculos con el kirchnerismo, es el hombre que organizó el trágico festejo en un balneario de la zona sur con 200 invitados. Se trata de un listado de comensales, que si sale a la luz, “podría ser explosivo”, confiaron asistentes a la fiesta a este medio. Se habla de la presencia de funcionarios  políticos, judiciales, exjefes policiales y empresarios en la noche del asesinato. Un listado que revelaría los diferentes contactos de Ríos con el poder.

Tal como reveló este portal de noticias, de acuerdo a fuentes del sector gastronómico local consultadas, Ríos tendría vínculos comerciales con un funcionario local, de segunda línea, quien habría asistido a la trágica fiesta con su novia.

En el 2016, el municipio marplatense clausuró el restaurante "Lo de Mauri", ubicado en la esquina de Alberti y Córdoba. Según informaron los medios locales, el negocio sería de Ríos: estaba sin habilitación, en condiciones edilicias precarias, con falta de higiene, y mercadería en mal estado. En 2018, la parrilla se incendió.

En la actualidad, se lo vincularía también a Ríos con un balneario del complejo de Punta Mogotes. Un sector de la costa marplatense que está bajo la órbita de la Provincia de Buenos Aires y que desde Juntos están reclamando la “municipalización” de ese lugar.

Al mismo tiempo, el empresario sería uno de los dueños de un café, ubicado frente a Tribunales, en Brown y Tucumán. Los socios de Ríos en ese local serían exjefes de la Departamental de Policía de Mar del Plata, de acuerdo a las  fuentes  por este medio.

Tiempo atrás se conoció que Ríos explotaba uno de los balnearios más lujosos en la zona sur de Mar del Plata. Durante 2019 y parte de 2020, de acuerdo a lo publicado por distintos medios, hubo denuncias hacia la firma del balneario por "irregularidades en las contrataciones" y "fuerte atraso en los pagos de los guardavidas" que estaban en la selecta playa marplatense.

 

Comentarios