Se profundiza la preocupación por el deterioro de los caminos rurales

Tras el intenso temporal de lluvia y viento, productores frutihortícolas advierten que su estado de “se agrava cada vez más” y exigen respuestas del Municipio para concretar algunas reparaciones. “Estamos muy preocupados porque es plena temporada y necesitamos sacar la producción”, explicaron.

Por Redacción

miércoles 24 de enero, 2018

El deterioro que muestran los caminos rurales vuelve a encender una profunda preocupación en gran parte de los productores locales, después del intenso temporal de lluvia y viento que azotó a todo el distrito en la tarde del martes.

Después del vendaval, el titular de la Asociación de Productores Frutihortícolas y Afines de General Pueyrredon y Afines, Ricardo Velimirovich, aseguró que “se agrava cada vez más la situación de los caminos”.

“No ha mejorado nada y toda vez que tengamos un efecto meteorológico va a ir empeorando esta situación. Estamos muy preocupados y vamos a seguir así porque estamos en plena temporada y necesitamos sacar la producción“, manifestó.

El referente del sector recordó que días atrás, después de reiterados reclamos, los productores con sus propios tractores lograron reparar parcialmente parte de los accesos en el kilómetro 7 de la ruta 226, a partir de la piedra que había sido otorgada por el Municipio.

“Pudimos solucionar ahí el corte total que había, pero eso no quita que no haya complicaciones para ingresar porque el camino no está lleno de barro sino inaccesible por la rotura“, explicó, en torno a las dificultades, y agregó: “Realmente hay grandes cortes o pozos que hacen imposible el tránsito y lo que intentamos hacer es emparchar o nivelar parcialmente”.

Velimirovich dijo que por esa zona aún es posible el tránsito aunque con “las consecuencias de la rotura de algunos vehículos” por el deterioro que presentan los caminos. “Esto se deteriora cada vez más. No es un problema de cada lluvia, sino que se viene aumentando una tras otra”, remarcó, e insistió: “Al no poder pasarle una máquina, cada vez se estropea una máquina y va a ser más difícil de recuperar”.

El temporal también dejó su huella en el seno productivo del cordón local, ya que las intensas ráfagas de viento provocaron el rompimiento de algunas estructuras, ya debilitadas por el vendaval que tuvo lugar el mes pasado.

“Estamos evaluando los daños. Hay productores que ya no tienen ni ganas de reclamar”, reconoció, y afirmó: “Lo más grave en algunos sectores de El Boquerón donde cayó granizo, dañó la producción y tenemos que ver qué se puede recuperar”.

 

 

 

Comentarios