ARA San Juan: el buque Víctor Angelescu vuelve a la zona de búsqueda

Así lo confirmaron las autoridades del INIDEP, después de un pedido que llegó proveniente del Gobierno nacional. El buque de investigación, que realiza labores en Mar del Plata, zarpará en las próximas horas y se prevé que llegue a la zona de rastreo en el término de dos días.

Por Redacción

martes 20 de febrero, 2018

El director del Instituto Nacional de Investigaciones y Desarrollo Pesquero  (INIDEP), Otto Wöhler, confirmó en las últimas horas que por decisión del Gobierno nacional el buque de investigación Víctor Angelescu volverá a sumarse a la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan, que permanece desaparecido hace más de tres meses, tal como lo hizo entre el 20 de noviembre y el 17 de diciembre d e 2017.

“Hicimos un cambio en la programación de actividades que tenía el buque a partir de este pedido, y vamos a hacer una salida de búsqueda de alrededor de 15 días”, dijo el principal referente del INIDEP.

El titular del organismo aseguró que el barco zarpará entre este martes y el miércoles del Puerto de Buenos Aires, donde se encuentra amarrado, y se dirigirá directamente a la zona de búsqueda, a la que arribará tras alrededor de 48 horas de navegación.

El Angelescu tiene 52,8 metros de eslora y 12,8 metros de largo, cuenta con ecosonda multihaz para mapeo del fondo oceánico en profundidades de hasta 1.000 metros, con buena definición, y equipo oceanográfico de última generación, “No hay otro buque en el país con esta tecnología que se encuentre operativo”, señaló Wöhler, quien detalló además que “el barco llevará una tripulación náutica de 14 personas, y nueve científicos que estarán pendientes de la búsqueda durante las 24 horas”.

El funcionario señaló que por el momento el buque no cuenta con un área precisa de búsqueda, que será definida por la Armada Argentina al arribar a la zona de la desaparición.

En su primera participación en el operativo que intenta localizar el submarino desaparecido el 15 de noviembre, el Angelescu exploró un área de cerca de 700 millas náuticas cuadradas.

Durante el barrido acústico realizado por medio de su ecosonda multihaz SIMRAD ME70/BO, el buque detectó un naufragio a 477 metros de profundidad, que no había sido reportado previamente, y además verificó una posición de anomalía magnética y un naufragio de menores dimensiones detectados por otros buques asignados a la búsqueda.

Fuente: Télam

Comentarios