Batán: afirman que siguen “paralizadas” las obras del Centro de Salud

Desde la Sociedad de Fomento insistieron en que “las obras no empezaron nunca” y acusaron un “abandono” por parte del Municipio. “Realmente lo necesitamos. Piensan que esto es un barrio pero es una ciudad”, afirmaron los referentes de la entidad.

Por Redacción

miércoles 21 de febrero, 2018

La falta de avances en las obras del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de Batán vuelve a ser una denuncia que se repite en la vecina ciudad, que insiste en su reclamo al Ejecutivo para que ponga en marcha los trabajos previstos.

“Las obras no empezaron nunca y no sé cuándo irán a arrancar. El edificio de ese hospitalito nuevo está abandonado”, apuntó a El Marplatense Arturo Jarrier, titular de la Sociedad de Fomento que nuclea a los vecinos de esa localidad.

El fomentista insistió en la necesidad que implica para Batán la construcción de este espacio, ya que aseguró que la sala que existe actualmente “no es suficiente”. “Realmente creen que Batán es un barrio, pero somos una ciudad: tenemos más de 60 mil habitantes”, cuestionó.

Jarrier también cuestionó el funcionamiento de la ambulancia del SAME que se dispuso para dar cobertura a la zona. “Si vos te descompones en tu casa, la ambulancia no te va a buscar y estamos peleando para ver qué podemos hacer para que la ambulancia que teníamos antes vuelva a Batán y que cumpla la función que tenía antes”, explicó, y consideró: “En salud, estamos bastante complicados”.

En junio pasado, desde la Secretaría de Obras y Planeamiento Urbano habían reconocido que no se pudo dar inicio a los trabajos previstos por inconvenientes en el acuerdo económico que debía pactarse con la empresa constructora. Después, en septiembre, concejales habían exigido al Gobierno de Carlos Arroyo una serie de informes con respecto a la ejecución de la obra pero hasta la fecha, no hubo mayores novedades.

Con la misma preocupación, el referente de la Sociedad de Fomento de Batán se refirió a la problemática de la seguridad ante la carencia de recursos que acusó en la comisaría octava. “Se  27 efectivos y tres patrulleros. Lamentablemente es caótica la situación en Batan”, denunció.

En este sentido, Jarrier aseguró que la dependencia policial que tiene jurisdicción en la zona debería contar con 99 efectivos. “Sólo tenía 47 y le sacaron ahora 27. No quedó nada”, graficó, y afirmó: “La dejaron muy mal. Y creo que los batanenses creo que no nos merecemos esto”.

Comentarios