Rígel: familiares pedirán al juez informes sobre el estado del buque

Distintas familias están viajando por estas horas a Rawson para tener reuniones con el Juez Gustavo Lleral. Desconfían sobre las condiciones de navegabilidad del barco desaparecido desde hace 10 días.

Por Redacción

lunes 18 de junio, 2018

Familiares de los tripulantes desaparecidos del buque Rígel se encuentran en su mayoría en Rawson, provincia de Chubut. En ese lugar están siguiendo “más de cerca” las novedades sobre los operativos de búsqueda del barco, donde estaban a bordo nueve ocupantes (hay un fallecido y ocho perdidos).

Sin embargo, independiente a las tareas que lleva adelante Prefectura, y otras fuerzas, muchos de esos parientes viajaron por estas horas hasta el sur del país en busca de hablar con el juez de la causa, Gustavo Lleral, sobre cuál era el “real estado” de la embarcación marplatense a la hora de salir a navegar.

Con el correr de los días y las dificultades de supervivencia de sus seres queridos, muchos familiares afirman “no querer perder en tiempo” y capitalizar las circunstancias recientes para saber “fehacientemente cómo salió desde el Puerto a pescar langostino”.

Los encuentros del magistrado con los allegados de los tripulantes son cotidianos. Permitió, por ejemplo, que varias personas sobrevuelen en el área del operativo. No obstante, las conversaciones no sólo están orientadas acerca de las mejores posibilidades técnicas de encontrar al buque, sino de conocer “con mayor detalle, ante la falta de noticias en Mar del Plata, sobre cómo estaba el Rígel para viajar hasta el sur”.

Son distintas las dudas que surgen de los familiares ante la premisa de que “nadie inspeccionó nada” a la hora de que el Rígel zarpó desde el Puerto local días antes del fatídico viernes 8 de junio cuando no se tuvieron más novedades.

Se pretende saber “cómo estaba el motor” ya que ex tripulantes de la embarcación afirman que “se apagaba solo varias veces y solo tuvo pequeñas reparaciones”. Lo propio se intentará conocer sobre los “constantes problemas eléctricos” que generaba que se queden “a oscuras en varias oportunidades”. En tanto, el análisis estará también sobre el estado de la balsa, los chalecos, el casco y la popa.

Por otra parte, harán quejas sobre las “marcadas diferencias en las millas donde se está buscando al barco”. Muchos de los familiares que están viajando promoverán un “cambio de prioridades de búsqueda” ya que descreen que se encuentre en la zona donde “estaba la mancha de combustible”. En ese sitio, está trabajando el Guardacostas “Tango” y se aproxima el buque Víctor Angelescu, del INIDEP. Ambos barcos tienen como finalidad verificar el rastro subacuático, detectado el pasado fin de semana.

Comentarios