15° C
Rain
Rain

PROVINCIALES

Gremios volverán a movilizarse por problemas edilicios en escuelas

En conferencia de prensa, el Secretario General del Suteba, Roberto Baradel, adelantó la marcha que realizarán distintas organizaciones sindicales ante las problemáticas en infraestructura. En Mar del Plata, hay 26 instituciones sin clases por estos inconvenientes.

Por Redaccion

martes 14 de agosto, 2018

El titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, anunció una movilización para este miércoles frente a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense para volver a reclamar por la “urgente” solución a las problemáticas edilicias que atraviesan a las escuelas.

El dirigente fundamentó la marcha que realizarán distintas organizaciones sindicales al acusar “desidia” y “falta de respuesta” por parte de la administración de María Eugenia Vidal.  “Le reclamamos a Sanchez Sinny que se haga cargo de la necesidad de resolver la problemática de infraestructura en toda la provincia”, expresó.

En una conferencia de prensa, el máximo responsable del gremio brindó detalles de los relevamientos realizados en las últimas horas y graficó: “Se hicieron 19 inspecciones, y en 18 escuelas encontraron pérdidas de gas. Y en la que no encontraron es porque se había incendiado hace un tiempo y estaban clausuradas las cañerías”.

Mar del Plata no un escenario ajeno a las problemáticas de infraestructura: en los últimos días, 26 escuelas decidieron suspender las clases por diferentes inconvenientes y, hasta la fecha, permanecen sin actividad.

En este marco, Baradel le pidió a Vidal y al Director de General de Educación y de Cultura de la Provincia que “asuman la responsabilidad de gobernar” y “elaboren un plan de contingencia para resolver de manera urgente esta situación que afecta a chicos y docentes”.

El titular del Suteba también insistió en las críticas por la falta de convocatoria del Gobierno a paritarias y recordó que ya se cumplieron 12 días de la conciliación obligatoria. “No existió ni un solo día de convocatoria; la conciliación era otra mentira y una puesta en escena para amordazar a los docentes pero no tenían voluntad de dialogo”, apuntó.

Comentarios