14° C
Clear
Clear

Alumnos hacen fila para usar el único baño en la Secundaria 47

Tras el robo de los inodoros el pasado fin de semana, la directora del establecimiento, Roxana Moreno, aseguró en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata que desde el Consejo Escolar respondieron que “no pueden hacer nada por la toma”. Si no recibe una solución esta semana, cerrará la escuela.

Por Redacción

jueves 30 de agosto, 2018

La Escuela de Enseñanza Secundaria N° 47, ubicada en Mario Bravo al 3100, sufrió el pasado fin de semana el robo de los inodoros de sus baños, en un hecho vandálico que agravó las deficiencias edilicias de la institución, a la que asisten 127 chicos, en su mayoría, en situación de vulnerabilidad. Su directora, Roxana Moreno, aseguró en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata que desde el Consejo Escolar respondieron que “no pueden hacer nada porque está tomado”, por lo que si no recibe una solución esta semana, deberá cerrar la escuela.

“Este viernes vamos a volver a funcionar en emergencia, yo quiero demostrar voluntad, pero recién hoy el Consejo Escolar mandó a relevar. El martes, si no tengo una solución, cierro la escuela porque no está bien lo que está pasando. Yo respondo como directiva, pero del Consejo no responden. Hoy la excusa es la toma, pero habitualmente no hay respuestas”, sostuvo Moreno.

“Este fin de semana sufrimos un hecho de vandalismo y nos arrancaron a patadas los inodoros de los baños. Lo denuncié el domingo bien temprano para que estos días de paro pudieran trabajar sobre el tema. Mañana tenemos clases y solo hicieron un relevamiento para ver cuántos inodoros hay que poner”, explicó la directora, que resaltó que hizo todo lo que estaba a su alcance y con la mayor celeridad posible para que los alumnos no pierdan días de clases.

A pesar de sus esfuerzos, desde el Consejo Escolar no recibió una respuesta acorde a la urgencia del reclamo. “Me contestaron que no pueden hacer nada porque el Consejo está tomado. ¿Yo que tengo que hacer si el Consejo no puede hacer nada? Este viernes voy a abrir la escuela y vamos a utilizar el único baño que tenemos como lo hicimos el lunes pasado”, indicó. Los 127 alumnos y los 20 profesores y directivos de la institución deben hacer fila para ingresar al único sanitario que no fue destruido.

En el mismo sentido, precisó que dos meses atrás solicitaron una reja para la puerta de los baños y desde el Consejo les aseguraron que en 10 días la colocarían, pero nunca lo hicieron. “Yo quiero que mi escuela funcione como cualquier otra escuela, porque mis pibes tienen los mismos derechos que los demás”, expresó emocionada ante la soledad que siente frente a la falta de acompañamiento de las autoridades provinciales.

“La escuela tiene muchísimas carencias. Los chicos vienen con problemas de alimentación. Algunos vienen al comedor, aunque no lleguen a clases. Lo pedagógico está hoy en un tercer escalón, porque los requerimientos básicos de cualquier persona no están suplidos, salvo en raras excepciones. La situación de las escuelas de la periferia a nadie le importa”, concluyó Moreno.

Comentarios