14° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

críticas al juez

San Antonino: “Molesta que Inchausti demore tanto la causa”

Al cumplirse dos años de la tragedia, Verónica Ricardenez, hermana de uno de los tripulantes, apuntó críticas contra el magistrado a cargo de la investigación, que aún no pudo esclarecer el naufragio. “Hay un montón de pruebas, ya tendría que haber salido todo a la luz”, sostuvo.

Por Redaccion

sábado 1 de septiembre, 2018

Se cumple este sábado dos años del hundimiento del San Antonino, el pesquero marplatense en el que perdieron la vida seis hombres a más de diez millas náuticas de la costa, a la altura del faro de Punta Mogotes, pero el escenario que propone la Justicia Federal no parece mostrar mayores cambios: la causa que intenta esclarecer el naufragio aún navega entre dudas y pocas certezas.

En conmemoración de la tragedia, la multisectorial Ningún Hundimiento Más organizó esta tarde un acto “emotivo” en la Banquina Chica del Puerto de Mar del Plata para recordar a los tripulantes e inaugurar un mural, que estuvo a cargo de Verónica Ricardenez, hermana de una de las víctimas.

La familiar de uno de los integrantes de la tripulación del buque le comentó a El Marplatense que el viernes tuvo un encuentro con el titular del Juzgado Federal N°3, Santiago Inchausti, quien ya fue denunciado por múltiples irregularidades en otros casos, tras gestiones con legisladores locales, en el que no faltaron críticas a algunos de los aspectos de la investigación que tiene a su cargo.

En este sentido, Ricardenez aseguró que “no cierran los horarios” que figuran en la pesquisa, en relación a la labor que involucra al “Madonna di Giardini”, la primera embarcación que acudió en auxilio del San Antonino. “Yo sigo el expediente hoja por hoja y le pedí que se fije bien eso”, remarcó.

“Cuando se hundió el barco, ese día supuestamente el Madonna di Giardini salió mucho antes pero los tripulantes declararon que salieron diez minutos después. No puede ser que un barco, apenas más grande que el San Antonino, haya hecho cinco millas en 10 minutos, explicó.

Para la hermana del Alejandro Ricardenez, la investigación “va lenta” y cuestionó aún más estas demoras al poner énfasis en que ya están “todas las pruebas suficientes”. “No había temporal, pidieron ayuda y nadie apareció en el momento, a hora y veinte de salir del Puerto, tampoco había olas ni nada; el barco es de 58 años, de madera, y estaba podrido”, enumeró, y ratificó: “Yo creo que la causa va muy lento con todo esto. Esto ya tendría que haber salido a la luz a los meses de la tragedia”.

“No entiendo por qué se alarga tanto. Eso es lo que me molesta del juez Inchausti y de cómo se lleva la causa”, apuntó la familiar de la víctima, quien adelantó: “Voy a pedir que vuelvan a testificar los tripulantes del Madonna di Giardini, que se investigue eso y más cosas porque no investigan lo que verdaderamente se debería”.

Ricardenez confesó que la muerte de su hermano significó un “antes y un después” en su vida. “Fui aprendiendo que cada persona tiene un duelo diferente. La única del San Antonino que está en esta lucha, junto a las chicas del Repunte (NdeR: pesquero hundido el 17 de junio de 2017), soy yo: no sólo me cargué la voz de mi hermano”, explicó.

“Es muy fuerte lo que vivimos porque nos unió un dolor. Y en cada marcha y emprendimiento que hacemos, uno se enfrenta a la realidad porque jamás me imaginé que me iba a faltar mi hermano con 34 años”, reconoció.

En el naufragio de la lancha marplatense, perdieron la vida los marineros Sergio Juárez, Carlos Campos y Gonzalo Godoy. No fueron encontrados los cuerpos del patrón del pesquero, Claudio Zerboni, ni de Alejandro Ricardenez y Pablo Pardo, quienes completaban la tripulación.

Fue el 12 de septiembre de 2016 cuando la Armada Argentina decidió dar por finalizada la búsqueda de los tres desaparecidos, al entender que se “habían agotado las expectativas de vida”, según le había explicado a este medio el vocero de la fuerza, Rodolfo Ramallo.

 

Comentarios