8° C
Clear
Clear

Rigel: a 3 meses del naufragio, acusan un “abandono total del Estado”

Graciela Godoy, la mamá del tripulante desaparecido Nahuel Navarrete, cuestionó la falta de avances en las gestiones para que los buzos puedan descender al buque hundido y se rescaten los cuerpos. “La Justicia tiene tiempos que nosotros no tenemos”, apuntó.

Por Redaccion

domingo 9 de septiembre, 2018

El pedido de rescate de los cuerpos de los tripulantes que fallecieron en el nafraugio del pesquero marplatense Rigel, hundido en aguas patagónicas el 9 de junio pasado, sigue sin respuestas de la Justicia y crece la angustia de los familiares de las víctimas por el “total abandono” que denuncian por parte del Estado.

En el marco de la movilización que se gestó esta tarde desde la Base Naval hasta la Banquina Chica del Puerto por los tres meses de la tragedia, Graciela Godoy, mamá de Nahuel Navarrete, aseguró a El Marplatense que “las familias todavía no tienen nada porque el Estado sigue totalmente ausente”.

La madre de la víctima cuestionó que desde el Ejecutivo aún no se hayan expedido con relación al informe que se había solicitado por las empresas que podrían realizar el trabajo subacuático para el descenso de los buzos, que deberán encargarse de inspeccionar el casco, que permanece a casi 93 metros de profundidad en el mar.

“Sabemos dónde está el barco, que el casco está entero, pero siguen sin bajar. La Justicia se toma sus tiempos que son tiempos que nosotros no tenemos y que mi hijo tampoco tiene“, apuntó, y agregó: “Solamente hay que buscarlos a ellos y bajar y entrar al casco. Tenemos autoridades que no responden”.

Godoy reconoció que las familias de los tripulantes “no quieren más marchas ni armar nada” e insistió en el pedido para que la Justicia “se haga responsable de esto”. “Ellos fueron a pescar y están abandonados en el barco. Hay que hacer algo para traerlos de vuelta”, reclamó.

“El reclamo hoy es para que bajen los buzos a buscarlos, pero también es por la seguridad de los que navegan para no pase más esto, para que no haya más hundimientos. Necesitamos respuestas. Hay un abandono total”, sentenció.

El Rigel había zarpado el martes 5 de junio del Puerto local rumbo al sur para abocarse a la pesca de langostinos y el último contacto que tuvo con las autoridades fue alrededor de las 23 del viernes 8 de junio. Iba a la búsqueda del langostino que por esta época abunda en las costas de Chubut y cuyo valor de venta es mayor al de cualquier otro marisco.

El sábado 9 de junio fue hallado un cuerpo en la zona donde se buscaba al pesquero y finalmente se confirmó que era el de Salvador Taliercio, capitán de la embarcación. Pero el pesquero tenía otros 8 tripulantes a bordo: el segundo patrón Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas Néstor Rodríguez, el auxiliar de máquinas Cristian Osorio y los marineros Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez, Pedro Mierez y Rodrigo Blanco.

Después de 26 días de una angustiosa búsqueda, la Prefectura Naval Argentina logró hallar el casco de la embarcación, que permanecía a 93 metros de profundidad y 44° de latitud sur y 062° longitud oeste.

 

Comentarios