16° C
Clear
Clear

Este viernes finaliza la intervención en el Consejo Escolar

La avocación que la Provincia inició el 12 de abril en el organismo local llegará a su fin para que retome la presidencia Sofía Badie. Durante ese período, hubo dos renuncias y múltiples escándalos que derivaron en distintos conflictos.

Por Redaccion

jueves 27 de septiembre, 2018

Culminará este viernes la intervención que dispuso la Provincia de Buenos Aires en el Consejo Escolar de Mar del Plata, y que en pocos meses sumó diferentes escándalos, dos renuncias y la llegada final a la conducción de Marcelo Di Mario.

El cambio de administración en el organismo fue confirmado a El Marplatense por fuentes oficiales, que también ratificaron que Sofia Badie, la consejera escolar de Cambiemos, será la encargada de retomar el mando de la presidencia.

La finalización de la avocación que resolvió el 12 de abril pasado la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense se da manera anticipada: en principio, el plazo inicial, que también contemplaba una prórroga, fijaba como punto final el 16 de octubre.

En ese sentido, Di Mario, el director provincial de Consejos Escolares, ya le había anticipado a Radio Mitre Mar del Plata a principios de agosto que la intención de su gestión era dar por finalizada la avocación a principios de octubre.

“Por resolución se fijó por 180 días hasta el 16 de octubre, y si bien está contemplada una prorroga, queremos entregarle en esa fecha el control a los 10 consejeros del Consejo Escolar. Esperamos llegar a un situación de ordenamiento administrativo que no había”, había explicado al programa Hoy Es Mejor.

Durante el período de intervención, se sumaron numerosos conflictos que afectaron el normal desenvolvimiento de las actividades que debe llevar adelante el Consejo Escolar para resolver las problemáticas que afrontan los establecimientos del distrito.

Hubo dos renuncias: la de Roberto Angrisani, en primer lugar, y la de Marcelo López, quien decidió alejarse después del fuerte escándalo que se desató por las irregularidades que denunciaron directivos en la prestación del Servicio Alimentario Escolar (SAE), tras la contratación de nuevas empresas.

También, al no reconocer avances en la respuesta por múltiples pedidos de obras de infraestructura, la sede ubicada en Colón y Champagnat fue escenario de una toma de estudiantes que se extendió por el término de 18 días.

La intervención que había iniciado el Gobierno bonaerense a mediados de abril se había fundado en la justificación de presuntas irregularidades detectadas en la prestación de algunos servicios, como el transporte de alumnos, que llegó a motivar el inicio de acciones en la Justicia para esclarecer las falencias.

Comentarios