11° C
Clear
Clear

Provincia oficializó el fin de la intervención en el Consejo Escolar

Por medio de la resolución 3097, publicada en la edición de este lunes del Boletín Oficial, el Gobierno bonaerense ratificó la culminación del período de avocación dispuesto para Mar del Plata. Destacaron que se logró una “normalización del funcionamiento general” del organismo local.

Por Redaccion

lunes 8 de octubre, 2018

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires oficializó este lunes la avocación en el Consejo Escolar de Mar del Plata, después del acto del pasado 28 de septiembre en el que se le devolvió la presidencia a la consejera escolar del oficialismo, Sofía Badie.

Por medio de la resolución 3097 que fue publicada en la última edición del Boletín Oficial, la administración de María Eugenia Vidal respaldó la decisión al ratificar que la avocación permitió materializar una “normalización del funcionamiento general” del organismo local.

Desde la Provincia se sostuvo que “durante el transcurso de la avocación del Consejo Escolar de General Pueyrredón, se han realizado distintas acciones que llevaron a la normalización de su funcionamiento general como así también a la regularización en la administración de los fondos recibidos como en la rendición de cuentas de los mismos“.

Asimismo, sostuvo que se han “cumplido todos los objetivos que tuvo la avocación en materia de Transporte Escolar, Infraestructura Escolar, entrega de Mobiliario Escolar y Servicio Alimentario Escolar, entre otros servicios”.

En la misma sintonía a lo expuesto por la Dirección Provincial de Consejos Escolares, desde la Subsecretaría de Políticas Docentes y Gestión Territorial manifestaron en la resolución que “se ha cumplido con la regularización y objetivos que motivaron la avocación, prestando conformidad para el cede de la misma”.

Pese al balance oficial, cabe señalar que durante el período de intervención se sumaron numerosos conflictos que afectaron el normal desenvolvimiento de las actividades que debe llevar adelante el Consejo Escolar para resolver las problemáticas que afrontan los establecimientos del distrito.

Hubo dos renuncias: la de Roberto Angrisani, en primer lugar, y la de Marcelo López, quien decidió alejarse después del fuerte escándalo que se desató por las irregularidades que denunciaron directivos en la prestación del Servicio Alimentario Escolar (SAE), tras la contratación de nuevas empresas.

También, al no reconocer avances en la respuesta por múltiples pedidos de obras de infraestructura, la sede ubicada en Colón y Champagnat fue escenario de una toma de estudiantes que se extendió por el término de 18 días.

Comentarios