17° C
Fog
Fog

El Municipio calificó como “lamentable” el extenso paro de colectivos

En las puertas de la novena noche consecutiva sin transporte, desde la Subsecretaría de Transporte y Tránsito manifestaron su intención de que haya una “pronta resolución” del conflicto nacional y ratificaron sanciones a las empresas por el incumplimiento en el servicio.

Por Redaccion

martes 16 de octubre, 2018

Desde el Municipio consideraron que es “lamentable” el extenso paro nocturno en el transporte público, que en la noche de este martes, de no haber nuevos avances en el conflicto nacional, cumplirá la novena jornada consecutiva sin colectivos sobre las calles marplatenses.

Claudio Cambareri, Subsecretario de Transporte y Tránsito de la comuna, manifestó a El Marplatense su intención de que la problemática que repercute también en el interior del país “se resuelva prontamente”, después de que la UTA persistiera con la medida pese al dictado de una conciliación obligatoria para retomar el servicio.

“Nosotros mientras tanto estamos trabajando y agotando todas las vías administrativas. Desde la Subsecretaría ya intimamos a las empresas labrando actuaciones por cada día que no presten un servicio tan esencial“, afirmó el funcionario.

En este marco, el máximo referente de Transporte municipal consideró que es “muy lamentable” la importante extensión del paro ante los múltiples inconvenientes que origina para los usuarios que deben recurrir al servicio. “Estamos trabajando desde todas las áreas para ver cómo podemos dar respuesta”, aclaró.

Durante el viernes, la Municipalidad logró que el Ministerio de Trabajo bonaerense dicte una conciliación obligatoria para retomar el servicio nocturno. No obstante, la resolución no fue acatada por el sindicato, al aludir inconsistencias en cuanto a la jurisdicción del planteo hecho por el Ejecutivo. El contexto del reclamo corresponde a la órbita nacional, por lo que será remitido la semana entrante.

El Gobierno tampoco pudo llevar a cabo un “plan de emergencia” con contrataciones especiales de micros ni la disposición de agentes municipales arriba de las unidades que hoy en día cuenta la empresa que lidera el mercado local. No hubo ninguna herramienta “viable” para que se pueda efectivizar la intención de la Subsecretaria de Transporte y Tránsito.

El conflicto nacional incluye dos vertientes: por un lado, el traspaso de los subsidios que hasta ahora pagaba de manera directa el Estado nacional hacia las provincias como parte del pacto fiscal alcanzado entre el Gobierno y los mandatarios de cada distrito.

Pero además quedó de manifiesto una disputa entre empresarios que por lo bajo se quejan de la firma de un acuerdo paritario complementario (en la primera parte del año la UTA había suscripto un 15% de aumento y luego adicionó 10% en dos cuotas por la escalada inflacionaria) que, según dicen, no están en condiciones de afrontar.

Comentarios