Cementerios: “Se siguen cayendo las paredes y no se hace nada”

Lo advirtieron a El Marplatense desde la Defensoría del Pueblo, que cuestionaron la falta de respuestas del Ente Municipal de Servicios Urbanos ante la grave problemática. “Esto está igual que hace dos años”, aseguraron.

Por Redacción

domingo 11 de noviembre, 2018

Desde la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon insistieron en su preocupación por el “peligro de derrumbe” que se registra en las instalaciones de algunos de los cementerios que se encuentran en la ciudad.

“La problemática donde estan los nichos, que se siguen cayendo las paredes, sigue tal cual en el cementerio Parque y de la Loma. No cambió nada”, le aseguró a El Marplatense Walter Rodríguez, referente del organismo.

El integrante de la Defensoría local aseguró que no se ha realizado “ninguna obra” para mejorar las condiciones edilicias y se molestó por la falta de respuestas a la “grave” problemática, por parte del Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur), que conduce Eduardo Leitao.

“Si hoy voy, lo veo igual que hace un año y medio o dos atrás”, graficó, y enfatizó: “Hace cinco años que estoy en la Defensoría y hace cuatro que se lo venimos planteando a Leitao, y así estamos todavía”.

Rodríguez, a su vez, reconoció que hasta el momento ha habido “suerte” de que no se produjeran “derrumbes cuando había personas” en los cementerios.  “El peligro está latente igual: las bóvedas están abiertas, los nichos viejos también, y la verdad es que hay bóvedas que se les está cayendo el techo. Por lo menos habría que intimar a los dueños a que se hagan cargo”, sostuvo.

“Es el único lugar donde tenemos problemas para que nos contesten las notas. Tenemos que mandar una tercera reiteración, llamar por teléfono, y así estamos todavía”, mencionó, sobre las dificultades para obtener respuestas por parte del Gobierno.

Lo único que se encontró solución parcial, según indicó Rodríguez, era la falta de prestación de servicios que había en los cementerios municipales durante los fines de semana. Después de meses de reclamos, finalmente se colocaron dos empleados municipales para poder recibir los féretros, y evitar que continúe impedida la realización de inhumaciones y cremaciones de cuerpos.

Comentarios