Superfinal: Boca no quiere jugar y podría pedir los puntos

Tras los graves incidentes en las cercanías del Monumental y la reprogramación del partido para este domingo a las 17, siguen las dudas sobre si se disputará el encuentro. Pablo Pérez no tiene el alta médica. La clausura del Monumental se levantó esta mañana mediante el pago de una multa.

Por Redacción

domingo 25 de noviembre, 2018

Tras el ataque al micro del plantel de Boca Juniors, que derivó en la suspensión de la revancha de la Superfinal de la Copa Libertadores, este domingo debería jugarse el encuentro que fue reprogramado por la Conmebol para las 17, en el estadio Monumental. Sin embargo, siguen las dudas entorno a si, finalmente, se disputará el encuentro, ya que los jugadores xeneizes expresaron que no quieren jugar esta tarde y la dirigencia analiza pedir los puntos.

Ricardo Pedace, titular de la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, confirmó en declaraciones a TN que la clausura administrativa del Estadio Monumental fue levantada este domingo por la mañana, mediante el pago de una multa. “Todos los elementos de seguridad están presentes, por eso se procedió al levantamiento de la clausura”, aseguró. La razones que dio el ente, que se encarga de las habilitaciones y fiscalizaciones en CABA, para la sanción a River fueron “exceso de capacidad y bloqueo de las salidas de evacuación”.

Desde la máxima entidad del fútbol sudamericano son optimistas y confían en que River y Boca cumplirán su “pacto de caballeros”. La cúpula de la Conmebol se apoya en un documento que firmaron ambos clubes comprometiéndose a jugar este domingo.

Sin embargo, los jugadores del Xeneize se niegan a disputar el encuentro. Pablo Pérez no está en condiciones para formar parte del 11 titular y sus compañeros entienden que estarían en desventaja al no poder contar con su capitán. La dirigencia de Boca busca torcer esta postura y convencer a los referentes para que jueguen esta tarde.

Pérez -que aún no tiene el alta médica- podría volver a las canchas recién en 6 días. En la semana, además, tendrá lugar el G20 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las fuerzas de seguridad estarán abocadas a la cumbre de líderes mundiales.

Por estas horas, tampoco se descarta que Boca haga un pedido oficial a la Conmebol para que le den el partido por ganado, situación similar a la que se vivió en 2015 en la Bombonera cuando los jugadores de River fueron atacados con gas pimienta.

Comentarios