Pintadas de municipales: "Hay un grupo que ya no tiene privilegios"

El Intendente repudió los escraches que se observaron en las últimas horas, en pleno conflicto paritario. Aseguró que sólo representan a un "grupo minúsculo" de los empleados. "Quienes realizan este tipo de acciones intimidatorias deben decir los objetivos que realmente persiguen", reclamó.

Por Redacción

martes 11 de diciembre, 2018

El Intendente Carlos Arroyo repudió las pintadas que se observaron en las últimas horas en distintas zonas de Mar del Plata, en las cuales se acusaron mensajes "intimadatorios" por parte de los municipales, que por esta fecha están en pleno conflicto con la administración local tras el fracaso de las negociaciones paritarias.

En clara referencia a la cúpula del Sindicato de Trabajadores Municipales, el jefe comunal sostuvo que los escraches responden a la "modalidad que viene utilizando un grupo minúsculo de personas a quienes se les han terminado los privilegios con que gozaron durante muchos años, cobrando sueldos sin desarrollar sus tareas".

A través de una carta que difundió a través de sus redes sociales, Arroyo lamentó este accionar "intimidatorio" pero consideró, al mismo tiempo, que es una "buena oportunidad" para que los responsables de las pintadas "puedan decirle a la ciudadanía cuáles son los objetivos que realmente persiguen".

LA CARTA COMPLETA:

Tal como había anticipado El Marplatense, el Secretario de Prensa del Sindicato de Trabajadores Municipales, Luis Muñoz, le confirmó a este medio que este miércoles habrá una "marcha histórica" hacia el Palacio Comunal, que contará con el respaldo de numerosas delegaciones ligadas a la Federación de Municipales Bonaerenses para insistir por el reclamo de "salarios dignos".

“Se vienen las fiestas, y las pasamos con un retraso salarial de cuatro meses y con una inflación que va a rondar el 47 por ciento, cuando estamos en un 18 por ciento. Nosotros estaríamos más de 30 puntos abajo, nuestros haberes han decaído muchísimo“, graficó el dirigente, quien también instó: “El Municipio se tiene que sentar a dialogar pero con una propuesta concreta que satisfaga las necesidades que tenemos”.

El último ofrecimiento de la comuna consistió en aplicar una suba del 12 por ciento para diciembre, que se suma al 18 por ciento que ya se otorgó a lo largo de este año. A ello, además, se sumaba un aumento del 25 por ciento para abril, otro del 15 por ciento para agosto y reanudar las negociaciones paritarias en noviembre del 2019.

Desde la organización que conduce Antonio Gilardi habían aclarado que con sus pretensiones exigían un 12% de incremento salarial retroactivo al mes de octubre y otro 7% correspondiente a noviembre.

Comentarios