19° C
Clear
Clear

Cuadernos: seguirá procesado el dueño de la terminal de micros local

La resolvió este jueves la Sala I de la Cámara Federal porteña. Sin embargo, los jueces ordenaron excarcelar a Néstor Ostero, pese a la negativa del juez Claudio Bonadío, teniendo en cuenta su edad y sus problemáticas de salud.

Por Redaccion

jueves 20 de diciembre, 2018

Néstor Otero, el dueño de la terminal de micros de Mar del Plata, seguirá procesado en el megacausa conocida como “los cuadernos de las coimas”, que investiga una posible red sobornos que se cobraban durante el kirchnerismo a los contratistas del Estado a cambio de obra pública.

La medida fue ratificada este jueves por  la Sala I de la Cámara Federal porteña, integrada por los Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, en base a los elementos que lograron recopilarse en la investigación que llevó adelante hasta la fecha el juez federal Claudio Bonadío.

Según lo que consignó Infobae, en base a la resolución que se conoció en las últimas horas, los magistrados confirmaron el procesamiento del empresario, que tiene múltiples vínculos en la ciudad, aunque resolvieron que se avance con su excarcelación, pese a la negativa inicial que se había formalizado en agosto del año pasado. Entre sus argumentos, se esgrimió la edad y el estado de salud de Otero para que permanezca excarcelado, mientras avance la pesquisa.

Pese a esta confirmación, los camaristas modificaron la calificación legal atribuida originalmente por la de cohecho activo y tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil –ambos en calidad de autor y todos ellos en concurso real- y decretaron “la falta de mérito para procesar o sobreseer por el delito de asociación ilícita”. También le redujeron el monto de los bienes embargados a 80 millones de pesos. 

En la resolución, los magistrados entendieron que los líderes de la asociación ilícita investigada eran Cristina Kirchner, Julio De Vido y Roberto Baratta, sobre quienes también se confirmó su procesamiento, pero dejaron afuera de la misma a los empresarios que también estaban procesados  como miembros. De este modo, Otero quedó alcanzado por esta decisión.

Los otros empresarios excarcelados fueron Carlos Mundín, presidente de BTU y del empresario rionegrino Raúl Vertua, que estaban detenidos en la cárcel de Marcos Paz, y Juan Carlos Lascurain, ex presidente de la Unión Industrial Argentina.

Desde el primero de octubre, el hombre que tiene la concesión de la terminal de micros marplatense gozaba del beneficio de la prisión domiciliaria, que también había sido otorgado por Bruglia y Bertuzzi, de la Cámara Federal. En ese fallo, se recordó que Otero padece diversas afecciones de salud, como hipertensión arterial, diabetes tipo 2 en tratamiento y registra antecedentes de hipertrofia prostática, bronquitis, esteatosis hepática y de alteración de la relajación diatólica del ventrículo izquierdo.

Otero fue detenido el 21 de agosto pasado, cuando se entregó en una sede de la Policía Federal. Su vinculación con la causa es a partir de la mención en los cuadernos de Oscar Centeno: según las anotaciones del exchofer de Roberto Baratta, el empresario le habría pagado US$ 250.000 en sobornos a su jefe, exmano derecha de Julio De Vido.

SUS MÚLTIPLES VÍNCULOS EN MAR DEL PLATA

El hombre, que ya sumó en los últimos años diferentes acusaciones por lavado de dinero y llegó a ser condenado por pagarle dádivas al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, posee diferentes vínculos en la ciudad, que también podrían sumar nuevas derivaciones al entramado corrupto que se intenta esclarecer.

Otero es el dueño de la terminal de micros de Mar del Plata y en los últimos años ha mantenido fuertes relaciones con el empresario local Florencio Aldrey Iglesias, cuyo nombre también figura en diferentes causas que lleva adelante la Justicia platense por maniobras de lavado de activos.

En 2010, los empresarios fueron protagonistas de la polémica adjudicación que se hizo por la explotación comercial de la Terminal Sur, que se encuentra sobre la calle Sarmiento al 2600, al grupo denominado Emprendimiento Terminal S.A, integrado por ambos, que se impuso a la iniciativa presentada por el reconocido arquitecto César Pelli.

Otro de los vínculos que se desprenden en este sentido, ligan a Aldrey Iglesias y la reconocida firma local Coarco, que estuvo a cargo de la construcción del centro cultural, y que también quedó fuertemente comprometida en la causa por la red de coimas  tras la declaración que brindó Carlos Wagner, el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción.

Además, en los datos sobre la dinámica de funcionamiento del pago de coimas al Gobierno de los Kirchner, Wagner había comentando que cuando Esuco era el “ganador” de la licitación, el dinero negro se pagaba en lugares como el Hotel NH. Y uno de los eslabones de esta cadena logró su arribo a Mar del Plata a partir de las gestiones de las que se hizo cargo Iglesias.

Comentarios