18° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Derrumbe trágico

Comerciantes de Mogotes, con incertidumbre y a la espera de pericias

Ana y Sergio, dos de los titulares de los cinco locales que hay debajo del edificio cuyos balcones se desplomaron matando a una mujer y su pequeña hija este sábado, aseguraron que están esperando que el municipio les dé una respuesta. “Lo económico se puede llegar a recuperar, pero no queremos que haya más víctimas fatales que lamentar”, dijeron.

Por Redacción

lunes 31 de diciembre, 2018

Los comerciantes que trabajan en los cinco locales que están en la planta del edificio de Punta Mogotes cuyos balcones se desplomaron este sábado aplastando y matando a una mujer y su pequeña hija de 3 años, están viviendo horas de incertidumbre, a la espera de las pericias que debe realizar la Municipalidad para determinar el futuro de la construcción y de sus fuentes laborales.

“Dependemos de que venga la municipalidad y haga los peritajes correspondientes, y nos dé la seguridad de que se puede ingresar a los locales, de otra manera, ¿quién va a querer ingresar a un local? Desde la Municipalidad nos dijeron que desconocen el tiempo que va a llevar“, sostuvo Sergio, uno de los comerciantes.

Los peritajes están demorados por los feriados y asuetos debido a las fiestas y, también, por la retención de tareas que llevan adelante los trabajadores municipales desde el pasado 4 de diciembre, en reclamo de mejoras salariales. “Queremos confirmaciones de la Municipalidad de si esto está habitable“, fue el reclamo de los comerciantes.

“Estamos a la espera de que la municipalidad envíe un perito que pueda revisar las instalaciones y descarte un posible derrumbe. Ahora están armando las bandejas de contención para que cualquier material que se pueda desprender no dañe a las personas que pasen caminando”, agregó en el mismo sentido Ana, otra de las comerciales, y destacó: “Lo económico se puede llegar a recuperar, pero no queremos que haya más víctimas fatales que lamentar. Queremos prevenir eso”.

Además de la incertidumbre por su futuro laboral, los titulares de los comercios todavía estaban impactados por la magnitud de la tragedia, que los podría haber alcanzado. “Gracias a Dios cerramos unos 15 minutos antes. Nos podría haber tocado a cualquiera de nosotros que estamos en el local y salimos y entramos todo el tiempo. Si esto hubiese sucedido a las 6 de la tarde, estamos lamentando 40 muertes“, agregó Sergio.

“Yo estaba tranquilo, tomaba mate y fumaba debajo de la losa, nunca pensé que esto podía suceder. Nosotros somos inquilinos desde el 2015. Yo he visto mantenimientos estos últimos 3 años, que se vienen haciendo todos los años. Nunca nosotros vimos una rajadura ni nada fuera de lo normal, pero por algo sucedió. Para mí es más un problema estructural que de mantenimiento”, manifestó el comerciante.

Ambos coincidieron en que están esperando mantener una reunión con el administrador del edificio, “cuando estén condiciones para contactarnos”. “Recién terminamos una reunión con el hijo del representante legal del consorcio. Estamos esperando tener novedades. La administración demostró buena voluntad, pero no depende de ellos ni de nosotros, sino de la Municipalidad”, concluyó Ana.

Comentarios