Fachadas: “Para mayor control, incorporamos todo tipo de edificación”

Lo resaltó el Secretario de Obras y Planeamiento Urbano, Guillermo De Paz, al explicar el decreto que definió el Intendente Carlos Arroyo para modificar la ordenanza 12.526, después de la tragedia que se gestó por el derrumbe en la zona de Punta Mogotes.

Por Redacción

sábado 26 de enero, 2019

El Secretario de Obras y Planeamiento Urbano, Guillermo De Paz, detalló los principales lineamientos del decreto ad referéndum del Concejo Deliberante que definió días atrás el Intendente Carlos Arroyo para aplicar cambios a la ordenanza 12.526 sobre mantenimiento y conservación de fachadas, que había quedado en tela de juicio después de la tragedia que se desató en la zona de Punta Mogotes.

En declaraciones a El Marplatense, el funcionario sostuvo que la iniciativa del Ejecutivo pretende “incorporar para mayor control todo tipo de edificación respecto de lo que son volúmenes salientes en la vía pública”.  “Hasta ahora no estaba contemplado de tres niveles hacia abajo y así ampliamos el tipo de propiedad par que emita un informe técnico”. sostuvo.

Asimismo, el máximo responsable de la cartera municipal aclaró que si el informe arroja la necesidad de realización de una obra, después habrá que remitirlo a la Municipalidad, pero si no hay exigencia al respecto “lo mantendrá el mismo propietario”.

De Paz recordó que en el distrito hay alrededor de 3.300 edificios registrados, con la proyección de 700 obras, y remarcó que el Municipio no cuenta con los recursos como para “verificar cada una de las situaciones particulares y específicas de todas las obras que se hacen”.“Todo lo que es el patrimonio edilicio corresponde la verificación a cada propietaria”, aseveró.

EL DECRETO

La disposición, formulada luego del proyecto enviado por el Colegio de Ingenieros tras lo ocurrido con el derrumbe de los  balcones en Punta Mogotescontempla a aquellas estructuras que posean una altura igual o inferior a planta baja y dos pisos, cuya antigüedad sea de más de 5 años, contados a partir de la firma del certificado final de obra o bien de su incorporación de oficio del catastro municipal.

Visto la necesidad de extremar las medidas precautorias y de control destinadas a evitar riesgo a la seguridad de las personas y los bienes, que pudiere ocasionar el desprendimiento parcial o total y la consecuente caída de elementos constructivos de cualquier tipo integrantes de salientes que avancen sobre el espacio público de acera, en edificios públicos y privados, que posean una altura igual o inferior a planta baja y dos (2) pisos, cuya antigüedad sea de más de cinco (5) años”, dice el escrito firmado por el jefe comunal.

Para Arroyo, “resulta necesario, oportuno y conveniente extremar los recaudos a los efectos consignados en el visto, sobre aquellos inmuebles que pese a no estar incluidos en los alcances de dicho marco normativo, ameritan su consideración precautoria y de control”.

 


 

Comentarios