“Lalo” Ramos ya tiene el aval de la Justicia para volver a conducir

Se lo confirmaron a El Marplatense importantes fuentes tribunalicias. El 23 de enero pasado, el Juez de Ejecución Ricardo Perdichizzi determinó que el ex piloto de TC ya cumplió la pena que lo inhabilitaba para transitar en vehículo por las calles de la ciudad, por lo que ahora puede iniciar los trámites para sacar el registro.

Por Redacción

miércoles 3 de abril, 2019

Eduardo “Lalo” Ramos, el ex piloto de TC que dejó hemipléjico a Thiago Joel tras chocar borracho el vehículo en el que viajaba el menor de 6 años con su familia en la Ruta 226 en 2014, ya cuenta con el aval de la Justicia para volver a transitar por las calles de Mar del Plata.

Importantes fuentes judiciales le confirmaron a El Marplatense que el 23 de enero de este año el Juzgado de Ejecución Penal N°1, que está a cargo de Ricardo Perdichizzi, resolvió determinar por “cumplida” la pena de inhabilitación para conducir por cuatro años que se le había impuesto al hombre en junio de 2017, cuando se lo condenó a dos años y medio de prisión en suspenso, siendo ratificado también en diciembre de ese mismo año por la Cámara de Apelaciones y Garantías.

A pocos días de hecho, el 7 de abril de 2014, “Lalo” había hecho entrega de su licencia de conducir a la Justicia para poder ser excarcelado, mientras se desarrollaba la investigación del referente de la Fiscalía de Delitos Culposos, Pablo Cistoldi, para determinar el grado de responsabilidad en el hecho.

En principio, el lapso de la sanción vencería en septiembre de 2020, si es que se toma como parámetro la firmeza de la sentencia. Sin embargo, a la mitad de la pena ya se puede contemplar la posibilidad de la rehabilitación para el automovilista, y esta instancia ya se encuentra en fecha porque el cumplimiento de la pena se computa desde abril de 2014.

Para tomar la decisión, antes, Perdichizzi solicitó a los jueces de Faltas municipales que aportaran información para constatar si Lalo Ramos condujo en alguna oportunidad durante estos años pero no se advirtió “incumplimiento alguno” por parte del condenado, según se aseguró.

Ante ello, el magistrado interviniente resolvió en el expediente 15.340/1 dar por “cumplida” la pena por inhabilitación impuesta. Al respecto, las fuentes tribunalicias consultadas manifestaron que “humanamente entienden el dolor de la familia” pero, al mismo tiempo, insistieron en aclarar que “legalmente no se puede hacer nada” al respecto.

Este viernes, se cumplieron cinco años del accidente que provocó el ex piloto de TC a la altura del kilómetro 19 de la ruta 226, cuando embistió por detrás al vehículo en el que viajaba Thiago, quien en ese momento tenía apenas cinco años. Ramos viajaba a alta velocidad, y estaba borracho: tenía 1,54 gramos del alcohol en sangre, tres veces más que el límite legal permitido. Tenía incluso más alcohol que el que le detectaron a Federico Sasso (1,23), quien en la madrugada del 4 de junio de 2017 mató a Lucía Bernaola, la menor de 14 años que caminaba junto a amigos en Alberti y la Costa.

Al recordar el hecho, Rocío Dusek, la mamá de Thiago Joel, no pudo manifestar a este medio más que indignación, dolor y angustia por la posibilidad del retorno de Ramos a las calles de Mar del Plata. “Es un trago muy amargo: a él se le termina la condena pero la de mi hijo es de por vida”, dijo, y agregó: “A Ramos nunca le importó el daño que le hizo a mi hijo ni su salud ni se acercó ni nada; es como que se hubiese llevado un perro y nada más, entonces me cuesta horrores explicar y decir lo que siento”.

Para volver a conducir, Ramos deberá tramitar un nuevo registro que lo habilite a transitar por las calles marplatenses. Las fuentes consultadas aseguraron que el hombre ya inició algunas gestiones ante el Registro Provincial Único de Infractores para quitar su nombre pero aseguraron que sufrió distintas “trabas” que aún dilatan la diligencia.

Comentarios