Desde el Frente de Todos le apuntan a concesionarios y piden controles en balnearios

El bloque de concejales kirchneristas presentó un pedido de informes tras las denuncias de vecinos que involucran a la UTF Sun Rider, playa ubicada en la zona norte del distrito de General Pueyrredon.

Por Redacción

miércoles 18 de noviembre, 2020

Tras las denuncias de vecinos, el bloque de concejales del Frente de Todos presentó un pedido de informes para que el Ejecutivo local brinde explicaciones sobre diversos puntos en relación a la UTF Sun Rider, playa ubicada en la zona norte del distrito de General Pueyrredon.

Tal como adelantó este portal de noticias, la Mutual Sindicato de Trabajadores Municipales de General Pueyrredon, a cargo de la concesión de la UTf, informó que no hay ningún tipo de obra ni demarcación que limite el uso del lugar, y que la única intervención en la playa conocida como Sun Rider fue para instalar una platea para un chiringo.

En la iniciativa, a la cual El Marplatense tuvo acceso, el presidente de la bancada kirchnerista, Marcos Gutiérrez, manifestó su preocupación por
“la situación advertida por parte de vecinos y vecinas del municipio, en la Unidad Turística Fiscal Sun Rider sita en la intersección de Félix U. Camet y Caseros, donde se constató la realización de obras que afectan al espacio público”.

En ese sentido, remarcó que “en la Unidad Turística Fiscal Sun Rider ubicada al norte de la ciudad de Mar del Plata, se observó el inicio de una obra en la playa, la cual constaba de distintas perforaciones con el fin de instalar un pileta así como la destrucción de un médano para realizar una nueva bajada, cuando en el lugar ya existen dos”.

La obra estaba siendo realizada por la Mutual de Trabajadores Municipales, quienes según aseguraron las autoridades del Ejecutivo contaban con habilitación, aunque señalaron que la misma no contemplaba el avance de trabajos de envergadura que alteren el estado natural de la playa”, agregó Gutiérrez.

A su vez, añadió que “esta situación fue advertida por vecinos y vecinas de la zona quienes tuvieron que dar a aviso a los responsables del gobierno local. No es la primera vez que ocurren este tipo de irregularidades por parte de aquellos a los que se les otorga la administración de un espacio público”.

“Hace muy poco tiempo se advirtió la destrucción total de un médano natural de la Reserva Forestal y Turística Paseo Costanero Sur, por parte de un balneario La Lejana del Sur. Vecinos y vecinos del el balneario Luna Roja hace años que denuncian irregularidades, tales como destrucción de médanos, construcciones no autorizadas, entre otras”, detalló Gutiérrez.

A continuación, el concejal opositor consideró que “debe existir un control estricto por parte del municipio sobre aquellos lugares en donde se otorga algún tipo de permiso sobre espacios públicos, que de ser alterados podrían ocasionar graves consecuencias para el Partido de General Pueyrredon. Esta problemática debe ser resuelta de forma integral a partir del control, pero también deben disponerse sanciones”.

“Se debe tratar de un control de seguimiento, y no solo de emergencia, cuando las obras clandestinas ya comenzaron a realizarse, porque el daño producido en algunos casos resulta irreparable”, sentenció Gutiérrez, quien pidió que el Ejecutivo local brinde explicaciones sobre los siguientes puntos:

A) Situación del permiso.
B) Controles realizados en la zona por parte del Municipio.
C) Infracciones labradas en la UTF, puntualizando su motivo.
D) Sanciones impuestas.
E) Impacto ambiental previsto como producto de las obras iniciadas.

“Se solicita al Departamento Ejecutivo que arbitre los medios necesarios para realizar controles en playas de la ciudad, que cuenten con concesiones o permiso vigentes”, finalizaron desde el bloque del Frente de Todos.

El reclamo de los concejales opositores ocurre tras una protesta que fue convocada en redes sociales por la ONG "En Defensa de las Playas Públicas", pero que también contó con la participación de distintas organizaciones ambientales y políticas, para reclamar más espacio público en la UTF Perla Norte.

Cuando parecía que la protesta había llegado a su fin, un grupo bajó al sector de playa y comenzó a romper las estructuras que conforman el sector de sombra del balneario privado.

Tras los destrozos, la Cámara de Balnearios presentó una denuncia ante la fiscalía de turno, a cargo de la doctora Andrea Gómez, quien comenzó la investigación en una causa caratulada "daños".

Por su parte, el referente de la Casa del Trabajador, Julio Hikkilo, afirmó que
la entrega del espacio de arena seca al sector privado para su explotación comercial es un gran negocio que arroja millonarias ganancias a unos pocos en detrimento del interés general, el bien común y que espanta al turismo. Y la decadencia de la ciudad a nivel turístico está vinculada a esto”.

En ese sentido, el abogado manifestó que “en los contratos de concesión, su mayoría a 20 años, surge que el precio que pagan de canon por cada temporada los empresarios (concesionarios) al municipio es irrisorio, con el alquiler de 2 ó 3 carpas por mes pagan el canon”.

Esta privatización de la arena no transparente y solo beneficia al funcionario que firma el contrato y al privado que explota el balneario. De continuarse con esta política de entrega agresiva y sin control del espacio público por el municipio, llegara ese día que para acceder a las playas privatizadas habrá que pagar la entrada o arrojarse desde los acantilados”, dijo.

Para finalizar, Hikkilo explicó que "se reclamó la intervención urgente de la Justicia y la reducción a un 30% el espacio de arena ocupada por los privados para prevenir mayores contagios, cuidar la salud pública, las fuentes de trabajo y cumplir con el Distanciamiento Social Preventivo en las playas".

Comentarios