CASO LUCÍA PÉREZ

Duras críticas de la Cámara de Apelaciones a la fiscal Sánchez

Los jueces Marcelo Riquert y Marcelo Viñas, que en breve deberán definir si la causa llega a juicio, consideraron que el accionar de la agente fue poco "coherente" en la investigación.

Por Redacción

sábado 11 de noviembre, 2017

Mientras se aguarda con expectativa la resolución de la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata para definir la elevación a juicio del caso de Lucía Pérez, la joven que fue llevada sin vida a principios de octubre pasado a un Centro de Salud de Playa Serena, los jueces de esa instancia ya esgrimieron duros cuestionamientos a la actuación de la fiscal María Isabel Sánchez en su investigación.

En el dictamen que resolvieron los magistrados Marcelo Riquert y Esteban Viñas para ratificar la concesión de la morigeración de la prisión preventiva a Alejandro Maciel, uno de los imputados por el crimen de la adolescente de 16 años, para que fuera trasladado a un centro de adicciones, se reconoce una actitud poco "coherente" por parte de la agente fiscal, a partir de las conclusiones periciales que se habían desprendido con el informe que reveló a finales de agosto la Junta Médica de la Suprema Corte de Justicia Bonaerense.

"La fiscal no se toma el trabajo de valorar los resultados periciales y , puntualmente, las respuestas proporcionadas a sus propios interrogantes. Manifiesta con obstinación que siguen en pie las imputaciones originales que motivaron su solicitud de prisión preventiva, lo que no luce muy coherente, no sólo porque algunos aspectos de la materialidad no pudieron ser científicamente afirmadas y otros se consideraron improbables, sino porque, en rigor, el nuevo informe medico-legal da la impresión que no le genera objetivamente dudas, al menos visibles, salvo que se interprete que la ampliación del objeto procesal es consecuencia de una posición dubitativa implícita", refleja la resolución, a la que tuvo acceso El Marplatense.

En la misma línea, los jueces cuestionan que la responsable de la Unidad Fiscal de Investigaciones N°8, que semanas atrás pidió una licencia "psiquiátrica", no le asigne "relevancia" a la pericia realizada por los expertos del máximo tribunal de Justicia provincial y que refuerce "ese empeño en sostener el cuadro o hipótesis imputativa" que, según indican, "está cada vez más alejada de las evidencias técnicas".

"Insiste en que agotará los medios tendientes a obtener una nueva evaluación de las pericias realizadas por un organismo de prestigio y extra-sistema", recordaron Riquert y Viñas, tal como lo habían señalado altas fuentes del caso a este medio.

Sánchez acusó a Matías Farías por el delito de “abuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio agravado por el suministro de estupefacientes”, mientras que a Juan Pablo Offidani lo imputó por ser “participe primario” de las mismas acusaciones, y a Alejandro Maciel lo sindicó como responsable por el delito de “encubrimiento agravado”.

En lo resuelto en primera instancia por Gabriel Bombini para elevar la causa a juicio, el magistrado, el Juez de Garantías advierte un “grado de duda” con respecto a las circunstancias de muerte de la adolescente y la hipótesis que mantiene la fiscalía, a partir de las “divergencias expresadas por los distintos peritos intervinientes”.

Los magistrados de la Cámara de Apelaciones, que en breve serán quienes deberán expedirse y definir si el caso llega a la instancia final solicitada por la fiscalía, habían señalado también que Sánchez "no sólo persistió manteniendo en pie su hipótesis previa como si las respuestas a sus interrogantes no tuvieren ninguna relevancia, sino que, acentuando la refractariedad a la información técnica adversa y, acaso como muestra implica de debilidad o desmoronamiento de aquélla, abrió el abanico de posibilidades de nuevas conductas desvaloradas".

 

Comentarios