La fiscal impositiva volverá este lunes al Concejo Deliberante

Lo confirmó el Intendente Carlos Arroyo, quien ratificó su voluntad de buscar “más financiamiento” para hacer frente a diversas necesidades de su administración. El proyecto había sido retirado semanas atrás, tras un pedido expreso de la Provincia, que exigió realizarle “correcciones” al expediente por las múltiples críticas que habían suscitado algunas de sus medidas.

Por Redacción

viernes 23 de febrero, 2018

El Intendente Carlos Arroyo aseguró que este lunes volverá a presentar al Concejo Deliberante la ordenanza fiscal impositiva para poder iniciar  su tratamiento, y avanzar, en paralelo, con la discusión del Presupuesto Municipal 2018, que permanece sin mayores avances desde fines de 2017.

Al ser consultado por el estado del proyecto oficial, que había sido devuelto por el legislativo semanas atrás, el jefe comunal dijo que su administración aún “está ajuntado algunos temas” y reconoció que su confección forma parte de una labor “muy difícil”.

Si bien no adelantó los cambios que se aplicarán con respecto al expediente inicial, Arroyo marcó una postura férrea al hacer referencia a la necesidad de obtener mayores recursos para su gestión: “El Secretario de Hacienda determinó una determinada cantidad de problemas que suscitaron muchos ruidos políticos y cuestionamientos, pero lo cierto y concreto es que si hay un aumento de necesidades, también tiene que haber un aumento de recursos“.

En esa línea, el principal referente del Gobierno local aclaró que la Municipalidad de General Pueyrredon “no es la misma que la de 2016 o la de 1988” y que han cambiado “muchísimas cosas”. “Hay otra reparticiones y tenemos que atender un montón de cosas que antes no atendíamos; el asunto es cada vez más complejo y eso requiere un financiamiento. Eso es lo que queremos”, explicó.

El proyecto debió ser retirado el pasado 5 de febrero del Concejo Deliberante, después de un pedido expreso que llegó de la Provincia, en el que se le requirió al Ejecutivo municipal que realizara “correcciones” en el expediente que fue confeccionado por el Secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, y que despertó múltiples críticas de diversos sectores por el potencial impacto de las medidas recaudatorias.

Una de las polémicas más fuertes se desató a partir de la intención de Mourelle de retirar las exenciones que se les concedían en el pago de tasas a las salas teatrales y cinematográficas en general, a las cuales hace 25 años no se le cobraban estos cargos.

Si bien el Gobierno bonaerense garantizó la continuidad del régimen de exenciones impositivas para los teatros de la ciudad, el funcionario defendió la controverisal medida en la audiencia pública por el Presupuesto Municipal 2018, que se celebró el 21 de diciembre pasado en el Concejo Deliberante. “Acá yo no sé cuál es el planteo pero no me parece lógico que un jubilado o una docente pague su Tasa de Servicios Urbanos y los propietarios millonarios de teatros no la paguen”, sentenció.

Sin embargo, la idea de Mourelle de quitar exenciones para aumentar los ingresos que perciben las arcas municipales, era mucho más abarcativa. Entre los sectores directamente afectados, también aparecen los motores productivos e industriales de la ciudad, como el Puerto y el Parque Industrial, además de medios de comunicación, entre otros.

Comentarios