Comienza el debate del polémico presupuesto de Hernán Mourelle

Esta semana, el Concejo Deliberante avanzará con los primeros pasos en el tratamiento del cálculo de los gastos y recursos que propuso el Ejecutivo para este 2018. En la previa, desde distintos sectores ya se anticiparon rechazos a las medidas recaudatorias que busca imponer el Secretario de Hacienda, a través de las ordenanzas fiscal e impositiva.

Por Redacción

sábado 3 de febrero, 2018

El Concejo Deliberante comenzará esta semana con el debate del polémico Presupuesto Municipal 2018 que confeccionó el Secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, sobre el cual múltiples sectores – incluido el oficialismo – ya anticiparon rechazos rotundos a distintas medidas recaudatorias que se buscan imponer.

A contrarreloj, el 30 de noviembre pasado el Ejecutivo había presentado el cálculo de los gastos y recursos que se diagramó para este año, por un monto total que supera los 8.500.000.000 de pesos, y en el que se conserva el protagonismo a las áreas de Educación, Salud y Desarrollo Sociallas mismas que tuvieron mayor preponderancia en 2017.

Con esa mera presentación ya se había abierto la primera polémica, ya que en el expediente oficial no figuraba la ordenanzas fiscal e impositiva, lo que motivó que la administración de Carlos Arroyo presentara por segunda vez, a mediados de diciembre, el proyecto, aunque sin dar respuesta a la exigencia de la oposición.

No tiene sentido devolverla de modo que fue devuelta. Lo analizamos desde el punto de vista legal y reglamentario y no vemos ninguna dificultad para que el Concejo comience el tratamiento de esta ordenanza que es la más importante porque permite establecer el gasto de cálculos y recursos para un ejercicio entero”, había afirmado a El Marplatense el Secretario de Gobierno, Alejandro Vicente.

Sin embargo, las disputas políticas dilataron la conformación del Concejo Deliberante y, en consecuencia, también se vio demorado el debate por el presupuesto, que recién promete dar sus primeros pasos de avance esta semana. Las demoras llegaron a un punto tal, que el Ejecutivo debió prorrogar el funcionamiento del Presupuesto Municipal 2017, que actualmente está en vigencia.

Pero la falta de actividad dentro del recinto deliberativo, no evitó la discusión en otros ámbitos. Y las polémicas más fuertes comenzaron a hacerse eco a partir de las políticas recaudatorias que se pusieron de manifiesto en la Secretaría de Hacienda, a través de las ordenanzas fiscal e impositiva.

Un rechazo casi unánime, por ejemplo, se desprendió a partir de la decisión de la intención de Hernán Mourelle de retirar las exenciones que se les concedían en el pago de tasas a las salas teatrales y cinematográficas en general, a las cuales hace 25 años no se le cobraban estos cargos.

Si bien el Gobierno bonaerense garantizó la continuidad del régimen de exenciones impositivas para los teatros de la ciudad, el funcionario ratificó su férrea defensa a la controverisal medida en la audiencia pública por el Presupuesto Municipal 2018, que se celebró el 21 de diciembre pasado en el Concejo Deliberante.

“Acá yo no sé cuál es el planteo pero no me parece lógico que un jubilado o una docente pague su Tasa de Servicios Urbanos y los propietarios millonarios de teatros no la paguen”, sentenció Mourelle.

Pese a la profunda preocupación que despertó en el sector esta medida de quita de exenciones, y que obligó la intervención de la Provincia ante un potencial conflicto, el funcionario dijo desconocer los planteos que se hacen al respecto.

Importantes e históricos empresarios teatrales de amplia trayectoria en la ciudad, como Carlos Rottemberg y Lino Patalano, habían reconocido que, de concretarse, la medida tendría un fuerte impacto negativo para la actividad.  “Mourelle es un presentable y un imbécil”, había considerado Patalano, en diálogo con este medio.

Ante ello, el Ministro de Gestión Cultural bonaerense, Alejandro Gómez, y el vicegobernador de la Provincia, Daniel Salvador, llevaron calma al sector y no pusieron en duda la continuidad de estas exenciones. “No hay que innovar en este tema”, apuntó Gómez.

Además, Vilma Baragiola, la principal referente de Cambiemos, se mostró en sintonía y adelantó que los ediles de la coalición gobernante votarán en contra de esta medida, a la hora de debatirla en el Concejo Deliberante. “Me parece que estamos quitando una posibilidad enorme a la cultura de Mar del Plata”, remarcó la edil.

La idea de Mourelle de quitar exenciones para aumentar los ingresos que perciben las arcas municipales, sin embargo, es mucho más abarcativa. Entre los sectores directamente afectados, también aparece los motores productivos e industriales de la ciudad, como el Puerto y el Parque Industrial, además de los medios de comunicación, entre otros.

El hermetismo sobre el contenido de la fiscal e impositiva también encendió profunda preocupación en el Sindicato de Trabajadores Municipales, cuyos dirigentes temen un “brutal ajuste” y, si bien este tipo de medidas fueron desmentidas por el Intendente, ya anticiparon que si se mantiene la postura de Mourelle habrá un “grave enfrentamiento”.

Por su parte, los referentes de la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon ya sentaron su preocupación por el aumento que sufrirá la Tasa de Servicios Urbanos, que Arroyo garantizó que no superará el 23 por ciento.

Fernando Rizzi, uno de los titulares del organismo,  explicó que “hubo incrementos considerables que han multiplicado en muchos casos por varias veces lo que la gente venía pagando y tememos que este año pase lo mismo que en los dos años anteriores , es decir, que paguen incremento del 100, 200 o 400 por ciento de lo que se pagaba un año antes”.

Comentarios