12° C
Clear
Clear

Usurpaciones de terrenos: “Las denuncias caen en un barril sin fondo”

Lo señaló Augusto Cros, el dueño de los lotes ocupados de Bosque Grande, después del nuevo intento de familias que intentaron ingresar a sus propiedades. También acusó falta de respuestas por parte del Municipio. “En diciembre, me pegaron, me apagaron un cigarrillo en la cara, me dijeron que iban a matar a mi familia, y nadie de la Justicia se comunicó conmigo”, cuestionó.

Por Redaccion

jueves 8 de marzo, 2018

Los reclamos por parte de Augusto Cros, el dueño de los lotes usurpados desde 2012 en Bosque Grande, no cesan, pero las respuestas de las autoridades judiciales y municipales aún no llegan, a casi 7 meses de que recrudeciera el conflicto en la zona por el ingreso ilegal de familias.

Ante el nuevo intento de un grupo de personas que buscaban entrar a los terrenos ubicados en Fortunato de la Plaza y Rufino Inda, el propietario comentó que se enteró por una vecina, que dio aviso al 911, a partir de la presencia de autos y camionetas que “cercaban” el lugar.

“Se llamó al 911, se acercó un patrullero y se retiraron. A la media hora, había más gente por la calle Polonia y yo me fui a la comisaria 16, y se acercó el oficial de calle, y se retiraron”, dijo, y afirmó: “Están todos diciendo que va a haber un plan de viviendas, y que se van a meter para que después le puedan dar una casa. Pero esto no va a ser así. Son mis terrenos, pero no hay nada programado”.

En diálogo con El Marplatense, el dueño de los lotes consideró que estos planteos son una “excusa” por parte de las personas que buscan realizar las usurpaciones y volvió a apuntar críticas a la Justicia, por la falta de respuestas a las múltiples demandas que fueron presentadas en los últimos meses.

“Tengo muchas denuncias hechas en la fiscalía de Yrigoyen y no tengo ninguna solución. En diciembre, me pegaron, me apagaron un cigarrillo en la cara, me dijeron que sabía donde vivía y que me vaya porque me iban a matar a mi familia“, reveló, y cuestionó: “Eso lo denuncié y nadie se ha comunicado conmigo de la Justicia. Hago denuncias y parecen que caen en un barril sin fondo“.

Ante estos hechos, Cros dijo que su familia le ha pedido en reiteradas oportunidades que no se acerque más a los terrenos. “Una vez uno me tiró una bala entre las piernas y me mostró otra, y me dijo que era para mi cabeza”, ejemplificó, y aclaró: “Yo sigo yendo porque es mi propiedad, y si no la defiendo yo, no la defiende nadie. Yo no voy a confrontar pero voy a decirles que esos terrenos tiene dueño. Pienso que a la larga o la corta la Justicia me va a dar alguna respuesta”.

A esta altura del conflicto, el propietario afirmó ya hay alrededor de 30 familias que permanecen instaladas en ese lugar. “Hay una familia que está desde 2013, cuando hice la primera denuncia, y después se calmó. Pero antes de las PASO hubo una oleada muy grande, seguí haciendo denuncias, y de ahí en más se van metiendo uno o dos, los sacamos, y después se meten más”, explicó.

“Hoy debe haber cerca de 30 familias. Es grande el terreno. Los vecinos están todos muy alterados porque empezaron a haber robos, no pueden ir a tomar el colectivo. Se está metiendo de todo ahí”, aseveró, e indicó que delimitan los terrenos con “alambres y cables de teléfono o televisión”.

Cros también dijo que no ha recibido soluciones por parte de la Municipalidad, ante la problemática que se sostiene con mayor gravedad con el paso de los meses. “Hay muchos problemas en la Municipalidad y tampoco hubo respuesta. Yo hable con Arroyo y Loria, y están viendo el tema políticamente. Tienen voluntad pero no hubo ninguna solución”, señaló.

Comentarios