16° C
Clear
Clear

A tres años del crimen de Mendiola: “Nadie tiene que pasar por esto”

Así lo expresó a El Marplatense María Cardona, la madre del policía fallecido, al cumplirse un nuevo aniversario de la muerte que provocó Lucas Carnero tras evadir un control en la calle. Insistió en la necesidad de que haya más “resguardo” para los agentes que intervienen en los procedimientos.

Por Redaccion

sábado 21 de julio, 2018

El dolor y la angustia siguen tan presentes como el primer día en que tomaron conocimiento de la noticia que nunca quisieron vivir. Se cumplen tres años del crimen de Fabián Mendiola, el policía que murió tras ser atropellado por Lucas Carnero cuando evadió un control, y la conmoción que atraviesa a la familia es la misma que la que marcó aquella fatídica madrugada del 21 de julio de 2015.

María Cardona, la mamá del efectivo fallecido, reconoció que julio es un “mes trágico” y reconoció diferentes sentimientos en el “Día del amigo”, al evocar a su hijo. “Fabi era una persona muy especial. Llegaba las 12 de la noche y llamaba a sus amigos, organizaba qué podía hacer. Y por eso para nosotros es muy triste. Yo lo que le pido a Dios que nadie pase por lo que pasamos nosotros. El paso del tiempo es peor. Estamos destruidos”, expresó.

Después de los fallos que ratificaron la condena de Carnero por el siniestro que provocó, y que le mereció una pena de 10 años de prisión, la madre de la víctima reconoció que “no es un consuelo”. “No quiero tampoco la muerte de él, porque soy religiosa”, aclaró, y agregó: “Pero para nosotros, cuando nos llamaron a las 4 de la mañana, no podíamos creer lo que estábamos viviendo y hoy nos sigue pasando lo mismo”.

En diálogo con El Marplatense, Cardona también celebró la reciente sentencia que condenó al ex funcionario pultista Juan Carlos Belmonte a 14 años de cárcel, al considerarlo como el líder de la organización que comercializaba licencias de conducir apócrifas desde 2010 en la ciudad. “Yo le pedía a Dios que se hiciera Justicia”, insistió, y recordó, sobre el episodio que protagonizó en el transcurso del juicio cuando le propinó una “trompada” en la cara al condenado: “Yo le había jurado a mi hijo que a Belmonte lo iba a tener en frente mío porque es muy triste que se te rían en la cara. Quién se pone en nuestro lugar”.

En este marco, la mamá del policía Mendiola no evitó recordar al ex Intendente Gustavo Pulti, quien consideró que tuvo “coronita” al no quedar involucrado en la investigación, y  confió en que “algún día” podrá enfrentarlo “cara a cara” en la calle. “La rueda es muy grande en la vida”, aseguró.

“El día que lo velaban a Fabi él me dijo que contarábamos con él, que el Municipio iba a hacer el primer querellante, y nos dio vuelta la cara. Pero por suerte no necesité de los abogados de él para que Carnero tenga la condena que tiene, pero yo voy a la clase de persona. Él quiso hacer política“, aseveró.

En sus reflexiones, Cardona pidió tomar consciencia de la problemática de la alcoholemia en los conductores y exigió a las autoridades que den un “mayor resguardo” a los policías que colaboran en los procedimientos viales de tránsito. “Tiene que haber otro resguardo hacia ellos porque la persona que viene alcoholizada no toma consciencia, y es la vida de ellos y nada más”, explicó.

“Lo que les pido a los chicos que salen a disfrutar es que no tomen si van a manejar. Que tomen consciencia. La bebida no hace la felicidad. No vas a pasar un día hermoso si estás ebrio. Hay muchas maneras de divertirse sanamente y ser feliz en ese sentido”, concluyó.

EL FATAL SINIESTRO

Carnero, cuya pena fue ratificada por Casación a fines de mayo, fue condenado por el hecho que protagonizó en la madrugada de 21 de julio de 2015, cuando atropelló y mató a Mendiola al querer esquivar un control de alcoholemia en Colón e Hipólito Yrigoyen. Conducía alcoholizado, a una velocidad superior a la permitida, aproximadamente 80 kilómetros por hora, y, tras su intento de escape, fue detenido en Arenales y Almirante Brown.

El Tribunal Oral N°1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Aldo Carnevale, Fernando Gómez Urso y Pablo Viñas encontraron culpable “por unanimidad” el 23 de junio de 2017 al joven, de 22 años, por el delito de “homicidio simple”, haciendo caso omiso a la presentación de la defensa, que había insistido con que se cambie la caratula a “homicidio culposo”.

Comentarios