16° C
Fog
Fog

Municipales: sin conciliación a la vista, sigue la medida de fuerza

El Ministerio de Trabajo desestimó el pedido de conciliación obligatoria que hizo el Ejecutivo. Sin embargo, fuentes del Municipio la aclararon a El Marplatense que aún no recibieron ninguna notificación oficial. Mientras tanto, persiste la retención de tareas de los trabajadores y el conflicto no vislumbra soluciones cercanas.

Por Redaccion

sábado 15 de diciembre, 2018

Se suma una jornada más de medidas de fuerza para los trabajadores municipales, que aún están expectantes de que se materialice el llamado a una nueva reunión con otra propuesta de aumento salarial “realmente superadora” que permita destrabar el conflicto que se profundizó esta semana ante la falta de acuerdo paritario.

La última novedad que se conoció tuvo que ver con el pedido de conciliación obligatoria que renovó el Municipio este viernes. Fuentes del Ministerio de Trabajo le confirmaron a El Marplatense que la requisitoria fue desestimada, al tener en cuenta que ya se había resuelto la misma medida días atrás sin resultado alguno. “No es fácil dictar conciliación dos veces sobre el mismo tema y en tan poco tiempo“, remarcaron.

Pero desde el Ejecutivo le aclararon a este medio que hasta la mañana de este sábado no habían recibido ninguna notificación oficial en la que se ratificaba el rechazo al pedido elevado al organismo bonaerense. “Ni siquiera nos llamaron por teléfono para decirnos la decisión que se tomó”, cuestionaron.

La posibilidad de avances, sin embargo, parece reducida a la postura que tome el Municipio en el conflicto. Las autoridades ministeriales están dispuestas a llamar a nuevas audiencias conciliatorias, siempre y cuando haya una nueva propuesta de suba en los haberes para que la discutan ambas partes. “Si la Municipalidad no hace ningún ofrecimiento concreto que cambie algo, tampoco vale la pena llamar a nada”, sintetizaron sobre el panorama a futuro las fuentes consultadas.

Y esta posibilidad, por el momento, se deduce como incierta. La única garantía es la que dejó de manifiesto el Secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, en la previa al paro que se concretó este jueves, en donde aseguró que se “seguirá apostando al diálogo” con el gremio que conduce Antonio Gilardi, aunque al mismo tiempo se insiste con la postura de “ofrecer lo que se puede pagar”, lo cual parece estar lejos de las pretensiones del sindicato.

Mientras los funcionarios terminan de sacar cuentas y pulir números para definir la presentación o no de una nueva propuesta, los municipales siguen con la retención de tareas que se consensuó en reunión de comisión directiva y cuerpo de delegados este viernes. Se extenderá por “tiempo indeterminado”, hasta tanto no surjan novedades con otra oferta.

Con ello, el Sindicato de Trabajadores Municipales garantiza el cumplimiento de las guardias mínimas esenciales en áreas claves para la prestación de servicios que contempla la Municipalidad como salud, cementerios y alumbrado público.

El jueve,s el Municipio insistió otra vez en ofrecer un 12 por ciento de aumento a diciembre, llevando la suba anual de los haberes al 30 por ciento, pero también se comprometió a aceptar el pase a planta permanente de los empleados temporarios y dar lugar a la apertura de los reencasillamientos en 2019.

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales habían aclarado que con sus pretensiones exigían un 12% de incremento salarial retroactivo al mes de octubre y otro 7% correspondiente a noviembre.

La primer conciliación obligatoria comenzó el 8 de noviembre pasado y terminó este lunes con un fracaso en las negociaciones al no poder hacer posturas entre las partes. Desde esa fecha, el gremio inició diversas medidas de fuerza que afectó fuertemente el funcionamiento del Municipio.

Comentarios