21° C
Clear
Clear

Temen por un “colapso de insalubridad” en el Cementerio Parque

En relación a la retención de tareas que efectúan los trabajadores municipales, hay 14 ataúdes en depósito que aguardan llegar a su destino final a la brevedad. Además denuncian “un abandono desde hace mucho tiempo”, en alusión a las falencias edilicias del lugar.

Por Redaccion

sábado 5 de enero, 2019

La extensa retención de tareas que mantiene desde hace casi cuatro semanas el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) profundiza cada vez más las complicaciones por la prestación de los distintos servicios básicos que debe brindar a diario la comuna.

Y uno de los escenarios más dramáticos se refleja en el Cementerio Parque. Allí, los trabajadores sólo se limitan a cumplir con algunos entierros que se requieren pero los ingresos a nicho se derivan directamente a depósito, a la espera de una solución del conflicto paritario.

Fuentes del sector que consultó El Marplatense recordaron que este panorama se mantiene desde el 12 de diciembre. Es así que los féretros se acumulan con el paso de las semanas: a la fecha, hay 14 ataúdes en depósito que aguardan llegar a su destino final a la brevedad.

 

“Indudablemente esta situación es insalubre y es muy preocupante. Esto está hecho para meterlo en un lugar que está cerrado y no para dejarlo en depósito”, explicaron, además de poner énfasis en el aspecto “indecoroso” que representa para las familias.

De persistir estancada la negociación entre el Ejecutivo y el gremio y registrar un mayor número de féretros en el depósito, las fuentes advirtieron por un marco de “colapso de insalubridad”, tal como llegó a producirse en el conflicto que protagonizaron los trabajadores durante el Gobierno municipal de Elio Aprile (1995 – 2002), según recordaron. “Estos no son expedientes que se acumulan sobre un escritorio. Son ataúdes, es muy lastimoso”, insistieron.

LAS FALENCIAS ESTRUCTURALES TAMBIÉN SE ACUMULAN

Otra de las preocupaciones que se escuchan con mayor fuerza en el Cementerio Parque está vinculada con el precario estado de sus instalaciones. “Es un abandono desde hace mucho tiempo este lugar”, se aseguró.

Las fuentes puntualizaron su foco sobre la zona de nichos, de más antigüedad, que catalogaron como un “desastre”. Inclusive, revelaron esta semana una mujer presentó una denuncia por el “peligro” de la situación. Sucede que hay distintos sectores donde el cielo raso está “a punto de desprenderse”, según explicaron. “Llegamos a lo último ya. Todo el predio tiene una terrible cantidad de goteras. Hace dos meses llegó a caerse por completo el techo del crematorio”, ejemplificaron.

Desde hace meses que la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon denuncia la problemática y la falta de respuestas por parte del Ente Municipal de Servicios Urbanos que conduce Eduardo Leitao. “Hay bóvedas que se les está cayendo el techo. Por lo menos habría que intimar a los dueños a que se hagan cargo”, había dicho a este medio Walter Rodríguez, ahora ex referente del organismo, quien sostuvo: “Hace cuatro años que le venimos planteando el tema a Leitao y así estamos todavía”.

 

 

Comentarios