“Acá hay un hecho de abuso que está corroborado y ratificado”

Lo sostuvo Maximiliano Orsini, el abogado que representa a la familia de la adolescente que denunció el caso de violación ocurrido durante la madrugada de Año Nuevo en un camping de Miramar, después de que las pericias toxicológicas y los estudios genéticos de ADN revelaran resultados dispares con respecto a las testimoniales.

Por Redacción

viernes 22 de febrero, 2019

El abogado Maximiliano Orsini, que representa a la familia de la menor que denunció haber sido abusada sexualmente por cinco jóvenes durante la madrugada de Año Nuevo en el camping de Miramar, no puso en duda la instancia de la violación después de las disparidades que arrojaron los resultados de las últimas pericias toxicológicas y los estudios géneticos de ADN.

“No veo ninguna situación dispar. Hay un hecho de abuso corroborado por un menor, ratificado por un perito oficial en psicología y una pericia médica. El abuso sexual existió; después las circunstancias que rodean el hecho a mí no me preocupan porque no tiene nada que ver con el hecho principal“, aseveró el letrado.

Con relación a las pericias toxicológicas, Orsini reconoció que “era obvio que iban a dar negativas” por las demoras en el tiempo de extracción de sangre que acusó por parte de la Justicia. “Se hizo 25 horas después del hecho. Los mismos imputados dijeron que bebieron y fumaron marihuana pero no hay rastros porque la marihuana en sangre se metaboliza en las 12 horas posteriores al consumo de marihuana cuando es un consumidor ocasional, como es en este caso que se habría fumado un cigarrillo solamente”, explicó.

Respecto de los estudios genéticos que se llevaron adelante sobre el cuerpo y las prendas de la víctima, el abogado del particular damnificado confirmó que sólo hubo “dos patrones genéticos coincidentes en el lugar del hecho”, de los cuales uno sólo corresponde a los cinco acusados mientras que el otro está ligado a un joven que declaró como “testigo” en la causa y es del entorno de la adolescente.

“Se insiste en investigar la vida privada de la víctima pero acá hay un hecho puntual que acaeció a las 4 de la madrugada, con tres adultos que tuvieron relaciones y que fueron reconocidas por los mismos imputados“, aseveró.

Orisini, a su vez, ratificó que su acusación no sufrirá alteraciones: “Lo que tendrá que definirse a partir de ahora es si le creen a la menor y a las pericias médicas. Y la investigación tiene que ir por ese curso efectivamente”.

LA DECLARACIÓN DE LOS ACUSADOS

Pese a la reconstrucción inicial que se hizo sobre los hechos, sólo dos de los cinco acusados aseguraron haber mantenido una relación sexual con la menor, y remarcaron que la misma fue “consentida”.

Dos jóvenes declararon que se encontraban durmiendo en el interior de la camioneta en la que habían llegado y que no participaron de los hechos, mientras que otro de los detenidos sostuvo que estaba durmiendo en una reposera.

Pese a ello, este jueves el Juez de Garantías Saul Errandonea accedió al petitorio que hizo la agente fiscal y confirmó la detención de los cinco sospechosos, hasta tanto se determinen nuevas directivas en la investigación.

LA DENUNCIA

Según lo que pudo reconstruir este medio de las primeras informaciones oficiales, la menor habría sido forzada a ingresar a una carpa instalada del camping por uno de los 5 imputados, de 21 años. Luego, él y otros cuatro hombres habrían abusado sexualmente de la joven.

La víctima se alojaba en un bungalow del mismo lugar junto a su familia, a unos 40 metros de la carpa en la que se habría cometido el delito. La madre de la menor la habría encontrado luego del abuso y en la mañana de este martes la acompañó hasta la Comisaría de la Mujer de Miramar para radicar la denuncia.

Tanto la víctima como los victimarios son oriundos de Mar del Plata, según confirmó la fiscal. La carátula de la causa es por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”, que tiene una expectativa de 20 años de prisión.

Comentarios